7 min de lectura

La vida dentro de la nave Orion para la misión Artemis II a la Luna

Los cuatro integrantes de la tripulación de Artemis II aparecen aquí de pie frente a su módulo de la tripulación de la nave espacial Orion el día 8 de agosto de 2023, dentro del Edificio de Operaciones y Comprobación Neil Armstrong en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. Visten el mono azul de astronauta.
Los integrantes de la tripulación de Artemis II aparecen aquí de pie frente a su módulo de la tripulación de la nave espacial Orion el día 8 de agosto de 2023, dentro del Edificio de Operaciones y Comprobación Neil Armstrong en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida. De izquierda a derecha: Jeremy Hansen, especialista de misión; Victor Glover, piloto; Reid Wiseman, comandante, y Christina Hammock Koch, especialista de misión.

En la próxima misión Artemis II de la NASA, cuatro astronautas viajarán dentro de la nave espacial Orion y se aventurarán alrededor de la Luna, convirtiéndose en los primeros en poner la vista en nuestro vecino celeste a una distancia relativamente cercana en más de 50 años.

Orion será el hogar de los astronautas de la NASA Reid Wiseman, Victor Glover y Christina Koch, y del astronauta de la Agencia Espacial Canadiense (CSA, por sus siglas en español) Jeremy Hansen, durante su viaje de 1,1 millones de kilómetros (685.000 millas) y casi 10 días de duración. Ellos vivirán y trabajarán en el módulo de la tripulación de Orion mientras su módulo de servicio proporciona los productos esenciales que los astronautas necesitan para mantenerse con vida, como agua potable y nitrógeno y oxígeno para respirar.

Dado que esta será la primera vez que los astronautas viajarán a bordo de Orion, Artemis II incluirá varios objetivos para comprobar el funcionamiento de muchos de los sistemas de soporte vital de la nave espacial que serán utilizados en el espacio por primera vez. La tripulación dará información valiosa para futuras misiones de Artemis a la Luna.

Los integrantes de la tripulación de Artemis II inspeccionan su módulo de la tripulación de Orion dentro del área de talleres del Edificio de Operaciones y Comprobación Neil A. Armstrong en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, el 7 de agosto de 2023. Visten mono, cubrecabezas y guantes blancos.
Los integrantes de la tripulación de Artemis II inspeccionan su módulo de la tripulación de Orion dentro del área de talleres del Edificio de Operaciones y Comprobación Neil A. Armstrong en el Centro Espacial Kennedy de la NASA en Florida, el 7 de agosto de 2023.

La vida en una nave espacial

La cabina de Orion tiene un volumen habitable de nueve metros cúbicos (330 pies cúbicos), lo que le da a la tripulación casi el mismo espacio habitable que dos minivans. Después de su lanzamiento al espacio a bordo del cohete Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés) de la NASA, la tripulación guardará los asientos de Koch y Hansen hasta el día del regreso, dándoles más espacio para moverse durante el vuelo. Los respaldos de los asientos de Wiseman y Glover, como comandante y piloto, respectivamente, permanecerán en su lugar, pero sus posapiés serán almacenados. Orion tiene casi un 60 por ciento más de espacio que los seis metros cúbicos (210 pies cúbicos) del módulo de comando del Apolo.

Vista del interior de la maqueta de fidelidad media de la nave espacial Orion, la cual se utiliza para el entrenamiento de los astronautas y su familiarización con los sistemas. En la imagen se destacan los cuatro asientos blancos en los que irán sentados los miembros de la tripulación de Artemis II.
Vista del interior de la maqueta de fidelidad media de la nave espacial Orion, la cual se utiliza para el entrenamiento de los astronautas y su familiarización con los sistemas, en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.

¿Cuál es el menú?

Los científicos de alimentos en el Laboratorio Espacial de Sistemas Alimentarios del Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston están trabajando con la tripulación para preseleccionar sus comidas mucho antes de partir de la Tierra. Si bien no tendrán las opciones diarias que tienen los tripulantes de la estación espacial durante sus expediciones, los astronautas de Artemis II tendrán un menú establecido en función de sus preferencias personales y sus necesidades nutricionales. Orion está equipado con un dispensador de agua y un calentador de alimentos para rehidratar y calentar la comida, y la tripulación tendrá en su horario momentos dedicados a la alimentación.

Los cuatro integrantes de la tripulación de Artemis II están sentados alrededor de una mesa en la que prueban alimentos, para seleccionar los que quieren llevar en su viaje alrededor de la Luna.
Los integrantes de la tripulación de Artemis II realizan pruebas con alimentos en el Laboratorio de Sistemas de Alimentos Espaciales del Centro Espacial Johnson de la NASA, donde califican y eligen los alimentos que quieren llevar consigo en su viaje alrededor de la Luna.
NASA/James Blair

Aptos para el vuelo

Cada astronauta dedicará 30 minutos diarios al ejercicio, minimizando la pérdida muscular y ósea que ocasiona la ausencia de gravedad. Orion está equipado con un volante de inercia, que es un pequeño dispositivo instalado directamente debajo de la escotilla lateral utilizada para entrar y salir de Orion y que se utilizará convenientemente como un peldaño cuando la tripulación ingrese a Orion el día del lanzamiento. El volante de inercia es un dispositivo simple compuesto por cables para ejercicios aeróbicos como remo y entrenamiento de resistencia, como sentadillas y levantamiento de pesas. Funciona como un yoyó, dando a los astronautas tanta carga como la que le apliquen, hasta un máximo de 181 kilogramos (400 libras).

En la Estación Espacial Internacional, los astronautas tienen varias máquinas de ejercicio que en conjunto pesan más de 1.800 kilogramos (4.000 libras) y que ocupan unos 24 metros cúbicos (850 pies cúbicos). Si bien esto es eficaz para los integrantes de la tripulación de la estación espacial, el equipo de ejercicios de Orion debe adaptarse a restricciones de masa y volumen más estrictas. El volante de inercia pesa unos 13,6 kilogramos (30 libras) y es un poco más pequeño que una maleta de mano.

La imagen muestra un aparato frente a un fondo azul oscuro. Se trata de un volante de inercia, el cual es un dispositivo simple compuesto por cables para ejercicios aeróbicos como remo y entrenamiento de resistencia como sentadillas y levantamiento de pesas.
La tripulación de Artemis II se ejercitará a bordo de Orion utilizando un volante de inercia, que es un dispositivo simple compuesto por cables para ejercicios aeróbicos como remo y entrenamiento de resistencia como sentadillas y levantamiento de pesas. Funciona como un yoyó, dando a los astronautas tanta carga como la que le apliquen, hasta un máximo de 181 kilogramos (400 libras).

Cuestión de limpieza

La plataforma de aseo incluye puertas para la privacidad, un inodoro y espacio para que la tripulación lleve sus kits de higiene personal. Los kits suelen contener artículos como un cepillo de pelo, cepillo y pasta de dientes, jabón y artículos de afeitado. Los astronautas no pueden ducharse en el espacio, pero usan jabón líquido, agua y champú sin enjuague para mantenerse limpios.

Cuando la naturaleza haga su inevitable llamado, la tripulación utilizará el inodoro de Orion: el Sistema Universal de Gestión de Residuos (UWMS, por sus siglas en inglés), el cual es un elemento que las tripulaciones de Apolo no tenían. Casi idéntico a una versión que viaja a bordo de la estación espacial de la NASA, este sistema recolecta la orina y las heces por separado. La orina se descargará por la borda mientras que las heces se recogerán en un recipiente de lata y se almacenarán de forma segura para ser desechadas al regreso.

En caso de una falla del inodoro, la tripulación podrá utilizar urinarios de contingencia plegables, los cuales consisten en un sistema que recoge la orina en una bolsa e interactúa con el sistema de descarga para arrojar la orina por la borda. Con dos estilos diferentes diseñados para adaptarse tanto a las mujeres como a los hombres, las bolsas pueden contener cerca de un litro de orina cada una. Si el UWMS falla, la tripulación seguirá usando el inodoro para la recolección de heces, pero sin el ventilador que ayuda con la separación de las heces.

La imagen muestra una mano borrosa en el fondo que sostiene el Sistema Universal de Gestión de Residuos que utilizarán los integrantes de la tripulación de Artemis II.
Un trabajador del equipo del Centro Espacial Johnson en Houston demuestra cómo levantar la manguera para la orina del Sistema Universal de Gestión de Residuos y moverla de su posición acunada para su uso, tal como lo haría un integrante de la tripulación. Un embudo (no se muestra) se conecta al extremo abierto de esta manguera y luego se puede reemplazar o quitar fácilmente para su desinfección.

Atención médica

En caso de necesidades médicas leves durante la misión, Orion tendrá un kit médico a bordo que contiene de todo, desde artículos básicos de primeros auxilios hasta herramientas de diagnóstico, como un estetoscopio y un electrocardiógrafo, que se pueden usar para proporcionar datos a los médicos en tierra. La tripulación también sostendrá conferencias médicas privadas regulares con los médicos de la tripulación de vuelo en el Control de Misión para hablar sobre su salud y bienestar.

A la hora de dormir

Con un horario lleno de actividades, la tripulación de Artemis II tendrá ocho horas completas de sueño incorporadas en su horario para asegurarse de que estén bien descansados y puedan aprovechar al máximo su misión. Durante la mayor parte de la misión, los cuatro tripulantes dormirán al mismo tiempo, colocando sacos de dormir en las paredes de Orion cuando llegue el momento.

La foto muestra una de las configuraciones de los sacos de dormir azul oscuro de la tripulación de Artemis II dentro de la maqueta de fidelidad media de la nave espacial Orion en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston.
Las configuraciones de los sacos de dormir de la tripulación de Artemis II son sometidas a prueba en la maqueta de fidelidad media de la nave espacial Orion en el Centro Espacial Johnson de la NASA en Houston, la cual se utiliza para el entrenamiento de los astronautas y su familiarización con los sistemas.

En contacto con el mundo

Dentro de Orion, los astronautas usarán un micrófono de mano y un altavoz, o se pondrán auriculares, para comunicarse con los controladores de la misión, llevar a cabo sus exámenes con los médicos de la tripulación de vuelo y ponerse al día con sus familias. La tripulación también tendrá tabletas y computadoras portátiles que podrán usar para revisar los procedimientos y cargar entretenimiento antes del lanzamiento.

Artemis II confirmará que todos los sistemas de Orion funcionen según lo diseñado con la tripulación a bordo en el entorno real del espacio profundo. La misión allanará el camino para las futuras misiones en la superficie lunar, incluyendo la llegada de la primera mujer y a la primera persona no blanca a la Luna, el establecimiento de las capacidades de exploración e investigación científica lunar a largo plazo, y para servir de inspiración a la nueva generación de exploradores: la Generación Artemis.

Por Erika Peters

Read this story in English here.

Comparte

Detalles

Última Actualización
Nov 08, 2023
Editor

Términos relacionados