Publicado: 
02 de agosto de 2022

Webb captura gimnasia estelar en la galaxia Rueda de Carro

Una gran galaxia a la derecha, con dos galaxias compañeras mucho más pequeñas a la izquierda, a las 10 y a las 9 horas. La gran galaxia parece una rueda moteada, con un anillo exterior ovalado y un pequeño anillo interior que no está en el centro. El anillo exterior contiene penachos rosados como los radios de la rueda, con regiones azules polvorientas entre ellos. Las zonas rosas son polvo de silicatos, mientras que las azules son focos de estrellas jóvenes y polvo de hidrocarburos. El anillo interior es m

Una gran galaxia de color rosa y moteada que se asemeja a una rueda con un pequeño óvalo interior, con azul polvoriento en el medio a la derecha, con dos galaxias espirales más pequeñas de aproximadamente el mismo tamaño a la izquierda, sobre un fondo negro.
Créditos: NASA, ESA, CSA, STScI

El telescopio espacial James Webb de la NASA se ha asomado al caos de la galaxia Rueda de Carro (Cartwheel, en inglés), revelando nuevos detalles sobre la formación estelar y el agujero negro central de la galaxia. La poderosa mirada infrarroja de Webb produjo esta imagen detallada de la galaxia Rueda de Carro y de dos galaxias compañeras más pequeñas, contra el telón de fondo de muchas otras galaxias. Esta imagen proporciona una nueva visión de cómo la galaxia Rueda de Carro ha cambiado a lo largo de miles de millones de años.

La galaxia Rueda de Carro, ubicada a unos 500 millones de años luz de distancia en la constelación de Escultor (Sculptor, en inglés), es una vista única. Su apariencia, muy parecida a la de la rueda de una carreta, es el resultado de un evento intenso: una colisión de alta velocidad entre una gran galaxia espiral y una galaxia más pequeña no visible en esta imagen. Las colisiones de proporciones galácticas ocasionan una cascada de eventos diferentes y más pequeños entre las galaxias involucradas; esta galaxia no es una excepción.

La colisión afectó más notablemente la forma y estructura de la galaxia. La galaxia Rueda de Carro luce dos anillos: un anillo interior brillante y un anillo circundante de colores. Estos dos anillos se expanden hacia afuera desde el centro de la colisión, como ondas en un estanque después de que una piedra es lanzada en él. Debido a estas características distintivas, los astrónomos llaman a esto una “galaxia anular”, una estructura menos común que las galaxias espirales como nuestra Vía Láctea.

El núcleo brillante contiene una enorme cantidad de polvo caliente, y las áreas más brillantes son hogar de cúmulos gigantes de estrellas jóvenes. Por otro parte, el anillo exterior, que se ha expandido durante unos 440 millones de años, está dominado por la formación de estrellas y supernovas. A medida que este anillo se expande, choca contra el gas circundante y desencadena la formación de estrellas.

Otros telescopios, incluyendo el telescopio espacial Hubble, han examinado previamente la Rueda de Carro. Pero la dramática galaxia ha estado envuelta en un misterio, tal vez literalmente, dada la cantidad de polvo que oscurece la vista. Webb, con su capacidad para detectar la luz infrarroja, ahora descubre nuevos conocimientos sobre la naturaleza de la Rueda de Carro.

Galaxia Rueda de Carro captada por el instrumento MIRI del telescopio espacial James Webb.

Esta imagen del instrumento de infrarrojo medio (MIRI) de Webb muestra un grupo de galaxias, incluyendo una gran galaxia distorsionada en forma de anillo conocida como Rueda de Carro (Cartwheel, en inglés). Esta galaxia ubicada a 500 millones de años luz de distancia en la constelación de Escultor (Sculptor, en inglés) está formada por un anillo interior brillante y un anillo exterior activo. Si bien este anillo exterior tiene una gran cantidad de formación estelar, el área polvorienta en el medio revela un gran número de estrellas y cúmulos estelares.
Créditos: NASA, ESA, CSA, STScI, Equipo de producción de Webb ERO

La cámara de infrarrojo cercano (NIRCam, por sus siglas en inglés), el principal generador de imágenes de Webb, capta imágenes en el rango del infrarrojo cercano de 0,6 a 5 micras, observando longitudes de onda de luz cruciales que pueden revelar incluso más estrellas que la que pueden observase en luz visible. Esto se debe a que las estrellas jóvenes, muchas de las cuales se están formando en el anillo exterior, están menos oscurecidas por la presencia de polvo cuando se observan en luz infrarroja. En esta imagen, los datos de NIRCam son de color azul, naranja y amarillo. La galaxia muestra muchos puntos azules individuales, que son estrellas particulares o focos de formación estelar. NIRCam también revela la diferencia entre la distribución suave o la forma de las poblaciones estelares más antiguas y el polvo denso en el núcleo, en comparación con las formas grumosas asociadas con poblaciones estelares más jóvenes fuera de él.

Sin embargo, conocer sobre los detalles más pequeños del polvo que habita la galaxia requiere el instrumento de infrarrojo medio (MIRI, por sus siglas en inglés) de Webb. Los datos de MIRI son de color rojo en esta imagen compuesta. Esto revela regiones dentro de la galaxia Rueda de Carro ricas en hidrocarburos y otros compuestos químicos, así como polvo de silicato, muy parecido a gran parte del polvo de la Tierra. Estas regiones forman una serie de radios en espiral que esencialmente forman el esqueleto de la galaxia. Estos radios son evidentes en observaciones anteriores del telescopio Hubble publicadas en 2018, pero se vuelven mucho más prominentes en esta imagen de Webb.

Las observaciones de Webb subrayan que la Rueda de Carro se encuentra en una etapa muy transitoria. La galaxia, que presumiblemente era una galaxia espiral normal como la Vía Láctea antes de su colisión, continuará transformándose. Si bien Webb nos da una instantánea del estado actual de la Rueda de Carro, también proporciona información sobre lo que le sucedió a esta galaxia en el pasado y cómo evolucionará en el futuro.

El telescopio espacial James Webb es el principal observatorio de ciencias espaciales del mundo. Webb resolverá los misterios de nuestro sistema solar, verá más allá de mundos distantes alrededor de otras estrellas y explorará las misteriosas estructuras y los orígenes de nuestro universo y nuestro lugar en él. Webb es un programa internacional dirigido por la NASA con sus socios: la Agencia Espacial Europea (ESA, por sus siglas en inglés) y la Agencia Espacial Canadiense.

Read this story in English here