Publicado: 
05 de septiembre de 2019

Vista interior del huracán Dorian desde un mini satélite

tempest_dorian_portal.gif
El huracán Dorian frente a la costa de Florida, visto por el pequeño satélite TEMPEST-D a las 2 a.m. EDT del 3 de septiembre de 2019. Las distintas capas en la animación revelan rebanadas del huracán a cuatro profundidades, tomadas en diferentes longitudes de onda de radio. La vista vertical de Dorian resalta dónde la tormenta es más fuerte en la atmósfera. Los colores en la animación muestran las fuertes lluvias y la humedad en el interior de la tormenta. Las áreas de lluvia menos intensas se muestran en verde, mientras que las más intensas están coloreadas de amarillo, rojo y rosado. Fuente: NASA/JPL-Caltech/NRL-MRY

Una nueva vista del huracán Dorian muestra las capas de la tormenta, observadas por un satélite meteorológico experimental de la NASA del tamaño de una caja de cereales. TEMPEST-D revela bandas de lluvia en cuatro capas de la tormenta cuando el huracán Dorian se acerca a Florida el 3 de septiembre de 2019. Las múltiples capas verticales muestran dónde las "tormentas" convectivas más fuertes dentro del huracán están empujando alto a la atmósfera, con los colores rosa, rojo y amarillo correspondiendo a las áreas de mayor precipitación.

Clasificado como un CubeSat, TEMPEST-D (Experimento temporal para tormentas y demostración de sistemas tropicales) utiliza una versión miniaturizada de un radiómetro de microondas, es decir, un instrumento de ondas de radio utilizado para medir la lluvia y la humedad en el interior de las nubes. Si TEMPEST-D es capaz rastrear con éxito tormentas como Dorian, la demostración de esta tecnología podría llevar a utilizar un tren de pequeños satélites que trabajarán juntos para rastrear tormentas por todo el mundo. Los CubeSats son mucho menos costosos de producir que los satélites tradicionales; trabajando en múltiplos, podrían mejorar nuestra cobertura global de tormentas y pronósticos meteorológicos.

TEMPEST-D está dirigido por la Universidad Estatal de Colorado en Fort Collins y administrado por el Laboratorio de Propulsión a Chorro de la NASA (JPL, por sus sigl;as en inglés) en asociación con Blue Canyon Technologies en Boulder, Colorado, y la Instalación de Vuelo Wallops de la NASA en Virginia. La misión está patrocinada por el programa Earth Ventures de la NASA y gestionada por la Oficina de Tecnología de Ciencias de la Tierra en la sede de la NASA en Washington. El instrumento de radiómetro fue construido por JPL y emplea tecnología de amplificador de microondas de alta frecuencia desarrollada por Northrop Grumman.

JPL es administrado por Caltech en Pasadena para la NASA.

Más información sobre esta misión está disponible aquí:
https://www.jpl.nasa.gov/cubesat/missions/tempest-d.php

Para obtener más imágenes de la NASA sobre el huracán Dorian, visite el Programa de desastres de la NASA:
https://disasters.nasa.gov/