Publicado: 
23 de septiembre de 2022

Una atmósfera de exploración

21 de mayo de 2022

21 de mayo de 2022

Con frecuencia, los astronautas miran hacia la Tierra y toman fotografías, creando un archivo de imágenes siderales que son hermosas y útiles para la ciencia. Muchos científicos e ingenieros de la NASA enfocan su vista en la Luna otra vez; los astronautas también. 

Un miembro de la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI) tomó esta fotografía en mayo de 2022 mientras orbitaba a más de 400 kilómetros (250 millas) sobre la superficie de la Tierra. En ese momento, la EEI estaba ubicada sobre el océano Pacífico Sur, a unos 500 kilómetros (300 millas) al suroeste de Tahití.

Solo una pequeña cantidad de océano es visible en esta foto. En cambio, esta vista de perfil presenta el contorno de la Tierra y varias capa de la atmósfera. Las nubes flotan en la troposfera, la capa más cercana a la superficie del planeta. Más arriba, en la estratosfera y la mesosfera, el cielo se oscurece a medida que hay menos partículas alrededor para dispersar la luz. A lo lejos, la Luna en cuarto menguante brilla como un faro a través de las capas más delgadas de la atmósfera de la Tierra.

Esta compañera rocosa de la Tierra es el foco de las misiones Artemis de la NASA, que volverán a llevar a los astronautas a la Luna mientras ponen a prueba herramientas e ideas para misiones tripuladas a Marte. Un propósito clave de la misión sin tripulación Artemis I es garantizar que el módulo de tripulación pueda hacer su entrada y descenso de manera segura a través de la atmósfera de la Tierra, así como su amerizaje y recuperación. La siguiente misión, Artemis II, estará tripulada por seres humanos.

29 de agosto de 2022

29 de agosto de 2022

31 de agosto de 2022

31 de agosto de 2022

Este par de fotos muestran el cohete Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS, por sus siglas en inglés) de la NASA, con la nave espacial Orion a bordo, durante los preparativos para el lanzamiento de Artemis I. El fotógrafo de la NASA Keegan Barber tomó la primera fotografía el 29 de agosto de 2022. El intento de lanzamiento de ese día fue cancelado cuando los motores de la etapa central del cohete no pudieron alcanzar el margen de temperatura adecuado. El fotógrafo de la NASA Bill Ingalls tomó la segunda fotografía al amanecer del 31 de agosto de 2022, mientras continuaban los preparativos para el lanzamiento. El siguiente intento de lanzamiento fue el 3 de septiembre.

En ambas fotos, el lugar de lanzamiento está enmarcado por características distintivas de nuestra atmósfera. Por ejemplo, las nubes que aparecen hablan de la abundante calidez y el aire húmedo del estado de Florida durante el verano, cuando las tormentas ocurren casi a diario. (Al 31 de agosto, se pronosticaron lluvias esporádicas alrededor de la ventana de lanzamiento del 3 de septiembre por la tarde). En la foto del amanecer, el bajo horizonte aparece rojo porque más luz azul se dispersa cuando la luz solar tiene que viajar hasta nuestros ojos a través de más gases y partículas en la atmósfera.

En contraste, la Luna no tiene atmósfera; al menos, no en el sentido que tiene la Tierra. En cambio, la Luna tiene una capa muy delgada y tenue de gases irrespirables conocidos como exosfera.

Durante las últimas cinco décadas, los astronautas han vivido y trabajado en órbita alrededor de la Tierra, tomando millones de fotos de su planeta natal. A su debido tiempo, volverán a observar su hogar a través de 386.000 kilómetros (240.000 millas) de espacio.

La fotografía de astronautas ISS067-E-70919 fue adquirida el 21 de mayo de 2022 con una cámara digital Nikon D5, usando una lente de 420 milímetros, y es proporcionada por el Centro de Observaciones de la Tierra de la Tripulación de la EEI y la Unidad de Ciencias de la Tierra y Teledetección del Centro Espacial Johnson. Se pueden ver imágenes adicionales tomadas por astronautas y cosmonautas en el Portal a la Fotografía de Astronautas de la Tierra de NASA/JSC. Fotografías de NASA/Keegan Barber y NASA/Bill Ingalls. Reportaje por Kathryn Hansen.

Read this story in English here