Publicado: 
10 de diciembre de 2020

Seguridad ocular durante un eclipse solar total

No es seguro mirar directamente a los rayos del Sol, incluso si el Sol está parcialmente oscurecido. Cuando observes un eclipse parcial, debe usar gafas de eclipse en todo momento si deseas mirar el Sol, o usar un método indirecto alternativo. Esto también se aplica durante un eclipse total, justo hasta el momento en que el Sol está total y completamente cubierto.

Durante el breve período de tiempo en que la Luna oscurece por completo el Sol, el llamado período de totalidad, es seguro mirar directamente al astro rey, pero es crucial que sepas cuándo apartar la vista y volverte a ponerse las gafas.

En primer lugar, lo más importante: busca información local sobre el momento en que comenzará y terminará el eclipse total. La página de la NASA sobre los tiempos de los eclipses es un buen lugar para comenzar.

En segundo lugar: El Sol también proporciona pistas importantes sobre cuándo está a punto de comenzar y terminar la totalidad.

1) A medida que la Luna se desplaza frente al sol, llega un momento en que queda un solo punto brillante que, en combinación con la atmósfera del Sol todavía visible alrededor de la Luna, parece un anillo de diamantes gigante.

2_diamond_ring-crop.jpg
Créditos: © 2005 Miloslav Druckmüller (usado con permiso)

2) A medida que la Luna continúa desplazándose, este punto brillante puede dividirse en varios puntos de luz que brillan alrededor de los bordes de la Luna. Conocidos como perlas de Baily, son rayos solares que atraviesan los valles esparcidos por el horizonte de la Luna. Las perlas de Baily son de muy corta duración y es posible que no duren lo suficiente como para ser notorias para todos los observadores del eclipse solar total. ¡Todavía no es seguro mirar al Sol sin protección en este punto! Solo cuando estas manchas desaparezcan por completo podrás observar el Sol con seguridad.

3_safe-crop.jpg
Créditos: © 2005 Miloslav Druckmüller (usado con permiso)

3) Una vez que las perlas de Baily desaparecen y ya no hay luz solar directa, puedes mirar el eclipse total de manera segura. Pero aún debes estar atento para asegurarte de proteger tus ojos nuevamente antes del final de la totalidad. La duración del eclipse total completo puede ser de solo uno o dos minutos en algunos lugares.

4_crescent_showing-crop.jpg
Créditos: © 2005 Miloslav Druckmüller (usado con permiso)

4) A medida que la Luna continúa atravesando la cara del Sol, comenzarás a ver un brillo en el lado opuesto de donde estaba el anillo de diamantes al principio del eclipse. Esta es la atmósfera inferior del sol, que comienza a asomarse detrás de la Luna y es tu señal para dejar de mirar directamente al eclipse. Asegúrate de volver a ponerte las gafas de seguridad, o de estar observando el eclipse a través de un método seguro e indirecto, antes de que aparezca el primer destello de luz solar alrededor de los bordes de la Luna.

5_reappearing_bailysbeads-crop.jpg
Créditos: © 2005 Miloslav Druckmüller (usado con permiso)

5) Una vez que tus ojos estén protegidos nuevamente, podrás continuar observando las etapas finales del eclipse. La etapa final sigue los mismos pasos que la etapa inicial: una vez más verás las perlas de Baily y luego un anillo de diamantes, antes de que toda la faz del Sol vuelva a ser visible.

Versión en inglés