Publicado: 
04 de diciembre de 2008

El regreso de las Leónidas


Los expertos predicen que las Leónidas del próximo año podrían ser excepcionalmente buenas. Entérese por qué.

NASA

Dic. 4, 2008: Astrónomos del Instituto Tecnológico de California (Caltech) y de la NASA afirman que habrá una fuerte lluvia de meteoros Leónidas en 2009. Esta predicción es posterior a un aumento de actividad que tuvo lugar el 17 de noviembre de 2008, el cual rompió varios años de "quietud de las Leónidas" y anuncia una actividad aún más intensa para el próximo mes de noviembre.

"El 17 de noviembre de 2009, esperamos que las Leónidas produzcan máximos de 500 meteoros por hora", dice Bill Cooke, del Centro Marshall para Vuelos Espaciales, de la NASA. "Será un evento muy intenso".

ver leyenda
Los pronosticadores definen una tormenta de meteoros como aquella que sobrepasa los 1.000 meteoros por hora. Eso indicaría que las Leónidas de 2009 serían una "tormenta media", dice Jeremie Vaubaillon, del Caltech, quien predijo exitosamente un estallido de actividad relacionado hace apenas algunas semanas.

Derecha: Una imagen compuesta de todo el cielo visible sobre Colorado durante el estallido de actividad de las Leónidas de 2008. Crédito: Chris Peterson, Observatorio de Cloudbait. [Más información]

El 17 de noviembre de 2008, la Tierra atravesó una corriente de desechos del cometa 55P/Tempel-Tuttle. La corriente de arenosos y polvorientos desechos fue depositada por el cometa de las Leónidas hace más de quinientos años, en 1466. Casi nadie esperaba que la vieja corriente produjera una fuerte tormenta, pero lo hizo. Los observadores en Asia y Europa contaron hasta 100 meteoros por hora.

Vaubaillon predijo el cruce con una variación de la precisión de una hora. "Tengo un programa de computadora que calcula las órbitas de las corrientes de desechos de las Leónidas", explica. "El programa hace un buen trabajo ya que anticipa encuentros aún con muy viejas corrientes de desechos, como ésta".

Imagen de Subscripción

Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS
El estallido del 17 de noviembre de 2008 demostró que la corriente de 1466 es rica en desechos que producen meteoros, lo cual monta el escenario para un evento aún mejor en 2009.

El 17 de noviembre de 2009, la Tierra atravesará de nuevo la corriente de 1466, pero esta vez lo hará más cerca del centro. Tomando como base la cantidad de meteoros observados en 2008, Vaubaillon puede estimar la intensidad del próximo evento: quinientas o más Leónidas por hora durante un máximo de actividad (un "pico", en la jerga astronómica) de unas cuantas horas, con centro a las 21:43 UT (hora universal).

"Nuestro propio e independiente modelo de la corriente de desechos concuerda con esta predicción", dice Cooke. "Predecimos que habrá un estallido con nivel de sub-tormenta el 17 de noviembre de 2009, cuyo pico será entre las 21:34 y las 21:44 UT".

Este horario favorece a los observadores en Asia, aunque Cooke no descarta un bonito espectáculo sobre Norteamérica cuando comience a oscurecer, algunas horas después del pico. "Eso espero&quot, dice. "Mongolia queda muy lejos".

ver leyenda

Arriba: Conteo de meteoros que corresponde al estallido de actividad de las Leónidas de 2008. Este conteo fue compilado por miembros de la Organización Internacional de Meteoros (International Meteor Organization, en idioma inglés). [Más información]

Muchos lectores recordarán las grandes tormentas de Leónidas que tuvieron lugar entre 1998 y 2002. Los mejores años (1999 y 2001) produjeron tormentas de hasta 3.000 meteoros por hora. El despliegue de 2009 no será tan intenso. En cambio, si los pronósticos son correctos, la tormenta de Leónidas del año próximo podría parecerse a la de 1998, un evento de nivel "tormenta media" causado por una corriente que data del año 1333. Esa vieja corriente resultó ser rica en desechos del tamaño de pequeñas rocas, los cuales produjeron una gran cantidad de bólidos. Muchos observadores consideran que la lluvia de las Leónidas de 1998 será la mejor que jamás se haya visto.

¿Podría ocurrir lo mismo en 2009? Vaubaillon espera una cantidad similar de meteoros, pero menos bólidos. Si los modelos son correctos, la corriente de 1466 en el cruce con la órbita terrestre contiene bastante polvo, pero no tantas rocas, lo cual reducirá el número de bólidos. Si se lo mira del lado positivo, habrá luna nueva el próximo 17 de noviembre, de modo que nada se interpondrá en el camino para que la tormenta alcance todo su potencial.

Marque su calendario y permanezca sintonizado para recibir más actualizaciones de Ciencia@NASA.