Publicado: 
01 de noviembre de 2001

La Vía Láctea Está Desapareciendo

La contaminación lumínica es un creciente problema ambiental que amenaza con borrar el cielo nocturno antes de tiempo.

NASA

Centro Marshall de Vuelos Espaciales

Ver Leyenda
Noviembre 1, 2001: Los cosmólogos especulan que en 1014 años más (un plazo que va más allá de lo imaginable) las estrellas de nuestro incansablemente expansivo Universo podrían quedarse sin combustible y desaparecer de la vista. El cielo nocturno, que alguna vez fue el televisor de los antiguos, se transformará en algo muy insípido y aburrido: un tablero vacío, sin estrellas ni nebulosas. ¡Algo así como la pesadilla de un astrónomo!

Afortunadamente, aún falta mucho tiempo para que se apaguen las estrellas. Sin embargo, los investigadores afirman que el cielo nocturno ya está desapareciendo. Un estudio reciente reveló que tal vez dos tercios de la población mundial, cuando miran hacia el cielo nocturno, ya no pueden ver la Vía Láctea -- el brumoso trazo de estrellas que durante los cálidos veranos del hemisferio norte, recorre el cielo de horizonte a horizonte.

Arriba: La Vía Láctea brilla a través de la aurora boreal durante una tormenta geomagnética. Ambos son espectáculos raros en zonas urbanas muy iluminadas. Crédito de fotografía: Duane Clausen, Menominee, Michigan, USA.

La Vía Láctea se desvanece, no porque es el fin del Universo, sino como resultado de la contaminación lumínica: la iluminación inesperada de la atmósfera por las luces de las calles, avisos comerciales, casas, colegios, aeropuertos y otras fuentes. Cada noche miles de millones de lámparas envían su energía hacia el cielo donde objetos microscópicos -- moléculas de aire, polvo en suspensión, y gotitas de vapor de agua -- reflejan gran parte de la luz desperdiciada de vuelta a la Tierra.

Imagen de Subscripción

Anótese para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTIFICAS
"Es difícil imaginar que la lámpara eléctrica incandescente fue inventada hace poco más de 100 años", dice George Eslinger, ex Director de la Oficina de Iluminación de Vías de la Ciudad de Los Angeles. "Desde entonces la urbanización y la iluminación mal controlada han creado un serio problema de contaminación lumínica en los países industrializados".

"Si no revertimos esta tendencia", advierte, "todo el globo estará envuelto en una cubierta brillante que nos impedirá ver la magia del Universo con nuestros propios ojos".

Los habitantes de las ciudades ya han perdido la mayoría de las constelaciones, el planeta Saturno, y muchas estrellas de mediana magnitud. Además, mejor que se olviden de poder observar la mayoría de las lluvias de meteoros, y los despliegues débiles de las Luces del Norte (y del Sur).

Se trata de una gran pérdida. Los jóvenes observadores del cielo al crecer se transforman en filósofos, científicos, poetas, exploradores, y maestros de colegio. Pero a los muchachos no les llamará la atención -- ni se inspirarán -- con un cielo vacío.

Abajo: Esta imagen de las luces de las ciudades de la Tierra se creó con información del Programa Satelital Meteorológico de Defensa (Defence Meteorological Satellite Program - DMSP) Sistema Operacional en Línea (Operational Linescan System - OLS). [más información]

Ver Leyenda

Timothy Ferris, autor de 10 libros best-sellers sobre astronomía y el cosmos, y científico principal del programa especial de la PBS "La Creación del Universo", está de acuerdo. "La pérdida del cielo nocturno es algo que afecta especialmente a los niños. En las ciudades y los suburbios están creciendo generaciones completas de niños que rara vez, o quizás nunca, han visto la Vía Láctea o la maravilla de un cielo tapizado con miles de estrellas".

"A menudo, la gente me describe con entusiasmo sus experiencias al ver el cielo nocturno, como si hubiesen visto algo extraordinariamente exótico... como si hubiesen visto las Cataratas del Victoria o el Polo Sur. Y me temo que lo mismo pasa con muchas personas... que pueden contar con los dedos de una mano las veces que han visto un imponente cielo nocturno."

Esto es una lástima, ya que la mayoría de los humanos parece tener un interés profundamente arraigado por la astronomía -- un deseo de contemplar las estrellas y aprender sobre los cielos. Es lo que los astrónomos profesionales llaman ingeniosamente, nuestro "gen" astronómico.

Dice Ferris: "No importan cuán primitivas sean, todas las culturas humanas han sentido que es importante contar historias acerca de las estrellas y sobre la naturaleza y origen del Universo. Hay algo acerca de la astronomía que está profundamente enraizado en la cultura humana, tanto como la música, la danza y la poesía".

codex_med.gif
Derecha: Una página del Códice de Dresden -- el llamado "Libro de la Astronomía Maya". Los antiguos mayas registraron los movimientos de Venus, predecían eclipses, y reverenciaban la Vía Láctea. [más información]

Esta herencia ancestral de interés por las estrellas es una de las razones por las que los humanos modernos visitan los planetarios. ¿Pero, pueden estas exhibiciones reemplazar al cielo nocturno real?

"De ninguna manera", dice el astrónomo del Centro Marshall de Vuelos Espaciales Mitzi Adams. "ni el mejor planetario puede mostrar la verdadera magnitud del cielo nocturno. Recuerdo cuando trabajaba en el planetario del Centro Fernbank de Ciencias en Atlanta: Veía el cielo artificial del planetario muchas veces al día. Una semana el clima de Atlanta estaba adverso y no pude ver el cielo 'real' por un buen tiempo. Finalmente, una noche las nubes se retiraron y salí afuera. Quedé anonadado por el tamaño y belleza de Orión. El espectáculo era real y pude distinguir la enorme diferencia".

Adams pudo observar a Orión desde Atlanta debido a que ésta es una de las constelaciones más brillantes. Pero hasta el brillante Orión desaparecerá de la vista si si la iluminación mal diseñada continúa proliferando. Afortunadamente, la contaminación lumínica es reversible. En años recientes los ingenieros han desarrollado bombillas más eficientes con accesorios "amistosos con el cielo" que no afectan la oscuridad del cielo y disminuyen los gastos de energía.

"Considere las luces domésticas de seguridad, " continúa George Eslinger. "El tipo de $19.95 generalmente envía más luz al aire que lo que envía al suelo. Pero al utilizar la cubierta apropiada y apuntándola debidamente, podemos eliminar el reflejo y las sombras contra los edificios, donde los 'malos' pueden esconderse ... todo esto consumiendo menos energía".

En algunos lugares la iluminación doméstica exterior es una de las principales fuentes de contaminación lumínica, pero no en todas, agrega Eslinger. Las lámparas de las calles, estadios, marquesinas y estacionamientos -- incluso las luces de las prisiones -- pueden ser los principales culpables. "Las fuentes de contaminación lumínica son tan diversas como cada comunidad o región", dice.

Abajo: Ejemplos de lámparas "amistosas con el cielo" y "enemigas del cielo", de la Asociación Internacional del Cielo-Oscuro (International Dark-Sky Association) [ más información]

Ver Leyenda

BUENA Las lámparas ornamentales pueden minimizar la contaminación lumínica vía un reflector corta-luz ubicado sobre la bombilla.

 
Ver Leyenda

MALA Lámparas sin corta-luces como esta lámpara ornamental "tipo bellota" produce contaminación lumínica

 
Ver Leyenda

BUENA Cabezales tipo cobra con difusores planos entregan una excelente iluminación de calles reduciendo en gran parte el resplandor, sin iluminar hacia arriba.

 
Ver Leyenda

MALA La muy difundida luminaria, con cabezal tipo cobra con difusor en globo, produce un nivel de resplandor, iluminación hacia arriba y encandilamientos inaceptables e innecesarios.

Esta diversidad hace que el trabajo de la Asociación Internacional del Cielo-Oscuro (IDA) sea particularmente difícil. La IDA fue formada en 1988 por un grupo de observadores del cielo preocupados por la situación, que querían combatir la contaminación lumínica. "Nuestro objetivo", dice Eslinger, un miembro de la mesa directiva de la IDA, "es educar al público respecto al uso indiscriminado de la iluminación y de los beneficios de elegir la lámpara adecuada para cada aplicación." A medida que la conciencia sobre la polución crece, ellos esperan que las comunidades y los individuos escojan una iluminación "amistosa con el cielo" y que ahorre energía -- y la contaminación lumínica disminuirá.

Es un problema aterrador: miles de ciudades con miles de millones de lámparas, todas resplandecientes. Afortunadamente las estrellas aun brillan -- esperando pacientemente que bajemos la intensidad de las luces.

Puede aprender más sobre la contaminación lumínica y sus paliativos en la página de Internet de la Asociación Internacional del Cielo-Oscuro (IDA): http://www.darksky.org.

Enlaces a la Red, en inglés y español

Citas sobre el Cielo-Oscuro: -- lea lo que los educadores y científicos dicen sobre la pérdida de los cielos oscuros de la Tierra.

Iluminando la Ecosfera -- artículo de (Science@NASA) Utilizando imágenes de satélites de las luces nocturnas de las ciudades, los científicos de la NASA están cartografiando el desarrollo de las áreas urbanas en el planeta y siguiendo su impacto en nuestro ecosistema.

Estudio detallado sobre el creciente problema de la contaminación lumínica -- (SpaceFlight Now) el creciente uso de luces artificiales ha borrado la vista del cielo nocturno para cientos de millones de personas.

Notas Sobre Contaminación Lumínica de Fred Schaaf -- (Sky & Telescope) una colección de enlaces y ensayos sobre contaminación lumínica.

Oficina de Protección de la Calidad del Cielo del Norte de Chile - OPCC -- con el objeto de proteger sus cielos de la contaminación lumínica y facilitar el funcionamiento de los grandes observatorios astronómicos que existen en su territorio, el Gobierno de Chile intenta crear conciencia y tomar medidas sobre este problema. En español.

Un cursillo sobre la Vía Láctea -- ¿No puede ver la Vía Láctea? ¡Averigüe lo que se está perdiendo!

Resplandor Nocturno Artificial del Cielo -- Imagen Astronómica del Día del GSFC

Las Luces de la Tierra -- una dramática imagen de la Página Observatorio de la Tierra de la NASA

La Contaminación Lumínica Impide Ver la Vía Láctea -- "La Pregunta Científica de la Semana" del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA.


Unase a nuestra creciente lista de suscriptores -- anótese para recibir nuestro servicio de entrega inmediata de noticias científicas -- y ¡reciba un mensaje de correo electrónico cada vez que publiquemos un nuevo artículo!

Más 

Joe Cool dice: Lea más Noticias de NASA
Noticias


FIN