Publicado: 
09 de agosto de 2022

San Miguel, Azores

Isla de San Miguel, 9 de diciembre de 2018

9 de diciembre de 2018

En el Atlántico medio oriental, a 1.800 kilómetros al oeste del estrecho de Gibraltar, el archipiélago de las Azores se encuentra en la confluencia de las placas de América del Norte, Eurasia y África. Esta cadena de islas volcánica y sísmicamente activas comenzó a formarse hace unos 10 millones de años sobre un centro de actividad en el manto de la Tierra. Hoy en día, esta región autónoma de Portugal es un Geoparque Mundial de la UNESCO.

La isla con mayor actividad volcánica es San Miguel, que se muestra arriba en estas imágenes adquiridas el 9 de diciembre de 2018 por el Generador operacional de imágenes de tierra (OLI, por sus siglas en inglés) a bordo del satélite Landsat 8.

Con 760 kilómetros cuadrados (290 millas cuadradas), San Miguel es la más grande de las nueve islas Azores y el hogar de la mitad de sus habitantes, la mayoría de los cuales viven en Ponta Delgada, la capital económica de las Azores. El punto más alto de la isla es el Pico da Vara, que se eleva a una altitud de 1.080 metros (3.545 pies) sobre el nivel del mar.

San Miguel comprende seis zonas volcánicas que se formaron en los últimos 3 a 4 millones de años. Pero la isla no tomó su forma moderna hasta hace unos 50.000 años, cuando una erupción de lava formó suelos que unieron los macizos volcánicos oriental y occidental.

La más antigua de las seis zonas volcánicas está en el este; la más joven está en el oeste, donde ocurrió la actividad volcánica más reciente. Tres de los volcanes siguen activos, aunque en estado latente, incluyendo Sete Cidades, que entró en erupción por última vez en 1880, desde un respiradero submarino frente a la costa oeste.

Isla de San Miguel, 9 de diciembre de 2018

9 de diciembre de 2018

En esta vista detallada, son visibles una serie de conos volcánicos más pequeños y dos lagos dentro de la caldera de Sete Cidades. La caldera de la cumbre, de unos 5 kilómetros (3 millas) de ancho y 400 metros (1.300 pies) de profundidad, se formó cuando la cumbre se derrumbó hace unos 22.000 años. Otros dos conos volcánicos también aparecen en la imagen: Caldeira do Alfreres, que se formó durante una erupción alrededor del 2050 a.e.c., y Caldeira Seca, que entró en erupción por última vez en 1444.

El lago de Sete Cidades se compone de dos ramales conectados: Lagoa Verde y Lagoa Azul. Juntos cubren 4,5 kilómetros cuadrados (1,7 millas cuadradas). El agua de los lagos es rica en sodio y cloruro debido al aerosol de la sal marina.

Los lagos también son propensos a la eutrofización, o el exceso de nutrientes. Estos insumos de fósforo y nitrógeno provienen de las actividades agrícolas, incluida la ganadería. La eutrofización ocurre con mayor frecuencia en la parte norte de Lagoa Verde, lo que lleva a un crecimiento excesivo de plantas acuáticas y floraciones de algas.
 

Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Lauren Dauphin, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de Estados Unidos. Reportaje por Sara E. Pratt.

Read this story in English here.