Publicado: 
22 de junio de 2022

Parque Natural Cabo de Gata-Níjar

17 de mayo de 2022

17 de mayo de 2022

El desierto de Tabernas en el sureste de España ha sido llamado el único desierto de Europa continental. Pero a solo 30 kilómetros de distancia, el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar es casi igual de seco. El clima semiárido y las características volcánicas del parque contribuyen al peculiar paisaje a lo largo de más de 60 kilómetros del litoral mediterráneo.

El Generador operacional de imágenes de tierra 2 (OLI-2, por sus siglas en inglés) a bordo del satélite Landsat 9 adquirió esta imagen el 17 de mayo de 2022. La amplia vista muestra la ciudad de Almería en la costa de Andalucía. El desierto de Tabernas se encuentra al norte, en la sombra de lluvia orográfica de una sierra montañosa, y el Parque Natural Cabo de Gata-Níjar está al este a lo largo de la costa del mar de Alborán.

Tanto el desierto como el parque forman parte de la provincia española de Almería, la zona más seca de Europa. La región recibe solo 20 centímetros (8 pulgadas) de lluvia por año, aunque las zonas costeras son algo más húmedas. Existe suficiente humedad para sustentar casi 1.000 especies de plantas, como la palmera enana europea y un arbusto espinoso conocido como jujube.

Cuando se lo observa desde una órbita, las características más obvias del relieve del parque son volcánicas, es decir, el 5 por ciento del complejo volcánico que se eleva por encima del agua. El 95 por ciento restante está oculto a la vista debajo de la superficie del mar. La actividad volcánica comenzó aquí hace unos 16 millones de años y terminó hace unos 8 millones de años. El viento y el agua de mar han erosionado algunos de los flujos de lava en formas suaves y extrañas. Otras estructuras cerca de la costa se han desmoronado parcialmente. Por ejemplo, se cree que las rocas altas y dentadas que sobresalen del agua en el arrecife de las Sirenas son restos de una antigua estructura volcánica.

Dentro de la cordillera volcánica, Los Frailes es el pico más alto. El volcán está compuesto por dos cúpulas, y la más alta alcanza casi los 500 metros (1.600 pies) sobre el nivel del mar. Al igual que el resto de la cordillera, la actividad en este volcán terminó hace unos 8 millones de años. Un sendero hasta la cima del pico recompensa a los excursionistas con una impresionante vista de la costa.

Algunas de las cúpulas volcánicas, como Mesa Roldán, tienen cimas que son inusualmente planas. Hace unos 6 millones de años, cuando la cúpula estaba bajo el agua, los corales establecieron un arrecife en su cima. Esta zona plana de arrecifes finalmente se fosilizó y quedó expuesta a medida que bajaba el nivel del mar.

También son evidentes las adiciones modernas al paisaje. La zona tiene una rica historia minera, con algunas evidencias de actividad mineras que se remontan a los romanos. Más recientemente, en las colinas alrededor de Rodalquilar, se construyeron minas de oro en 1940 que funcionaron hasta 1966.

17 de mayo de 2022

17 de mayo de 2022

Más modernas aún, una serie de carreteras han quedado marcadas en el suelo semiárido del desierto justo fuera del parque. Estas carreteras son parte de una pista de pruebas de 45 kilómetros cuadrados (17 millas cuadradas). Vehículos de todo tipo se ponen a prueba en diversos tipos de superficies dentro del entorno seco y polvoriento de la región.

No todos los lugares aquí están secos: se observa la laguna costera justo al suroeste de la pista. Un cordón litoral de dunas y playas separan la laguna de Cabo de Gata del mar. Las formas geométricas de la laguna son el resultado de operaciones de extracción de sal.

El agua dulce para el cultivo de productos agrícolas proviene principalmente de aguas subterráneas. Se observa el patrón en forma de bloques de estructuras blancas junto a la laguna y la pista. Estos son en su mayoría invernaderos construidos para aprovechar el abundante sol. Aún más invernaderos abarrotan una pequeña llanura costera a 30 kilómetros al suroeste de Almería.

Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Lauren Dauphin, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de Estados Unidos. Reportaje por Kathryn Hansen.

Read this story in English here