Publicado: 
30 de septiembre de 2021

Lava se abre camino a través de La Palma

La Palma OLI
​​26 de septiembre de 2021 

Después de que Cumbre Vieja comenzó a hacer erupción el 19 de septiembre de 2021, una pared de lava basáltica de movimiento lento comenzó a abrirse paso a través de partes pobladas de La Palma. Las coladas de lava han destruido casi 400 hogares, enterrado decenas de kilómetros de carreteras y consumido tierras de cultivo a medida que la roca fundida se arrastra por el flanco occidental de la isla volcánica. La lava alcanzó el océano Atlántico el 29 de septiembre, y las autoridades locales han advertido a la población sobre la posibilidad de gases potencialmente peligrosos como resultado.

El Generador operacional de imágenes de tierra (OLI, por sus siglas en inglés) de Landsat 8 captó una imagen en color natural (arriba) de lava fluyendo a través de las comunidades de El Paraíso y Todoque el 26 de septiembre de 2021. Aunque el interior de la colada de lava estaba caliente y fundido, cuando la superficie se enfrió se formó una costra oscura que hizo que la colada pareciera negra en imágenes de color natural. Las observaciones de longitudes de onda infrarrojas (en la imagen a continuación) revelan las partes más calientes de la colada.

La Palma OLI
​​26 de septiembre de 2021 

Muchas de las características rectangulares blancas cerca de la costa son invernaderos. Las áreas de color verde oscuro a lo largo de la costa son cultivos, probablemente de plátano. La columna volcánica que fluye hacia el noreste contiene una mezcla de ceniza, dióxido de azufre y otros gases volcánicos.

Una pausa en la actividad durante la mañana del 27 de septiembre sugirió que la erupción podría estar disminuyendo, pero la actividad explosiva se reanudó más tarde en el día, según el Instituto Volcanológico de Canarias (INVOLCAN). Los expertos de INVOLCAN han indicado que la erupción actual podría persistir durante semanas o meses.

El Cumbre Vieja entró en erupción por última vez hace 50 años. La erupción más reciente en las Islas Canarias tuvo lugar en 2011, cuando un respiradero submarino en El Hierro cobró vida.

Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Lauren Dauphin, utilizando datos de Landsat del Servicio Geológico de los Estados Unidos. Descripción por Adam Voiland.

Leer en inglés