Publicado: 
03 de febrero de 2022

Las coloraciones del Atlántico Sur

En enero de 2022, el océano Atlántico frente a América del Sur estaba repleto de fitoplancton, como ocurre durante la mayoría de los veranos australes. Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Lauren Dauphin, utilizando datos de los sensores MODIS de los sistemas LANCE/EOSDIS de la NASA y GIBS/Worldview.
24 de enero de 2022

A veces, el fitoplancton es llamado “el pasto del mar”. Al igual que las plantas verdes en los suelos, estos organismos microscópicos flotantes desempeñan varias funciones clave para hacer posible la vida en la Tierra. En primer lugar, son una fuente de alimento para el zooplancton, los crustáceos y las criaturas marinas que eventualmente se convierten en alimento para otras criaturas más grandes. También producen una cantidad considerable de oxígeno en nuestros océanos y nuestra atmósfera. Y el fitoplancton ayuda a eliminar el dióxido de carbono de la atmósfera terrestre, ya que lo consume durante la fotosíntesis y lo hunde a las profundidades del océano convertido en células en descomposición y materia fecal de la vida marina (un fenómeno conocido como nieve marina).

En enero de 2022, el océano Atlántico frente a América del Sur estaba repleto de fitoplancton, como ocurre durante la mayoría de los veranos australes. El 24 de enero, el Espectrorradiómetro de imágenes de resolución moderada (MODIS, por sus siglas en inglés) a bordo del satélite Terra de la NASA obtuvo una imagen en color natural (arriba) de proliferaciones que se extendían a lo largo de cientos de kilómetros. El primer plano a continuación fue capturado el mismo día por el sensor MODIS a bordo del satélite Aqua de la NASA. Los sensores MODIS han estado observando proliferaciones casi continuas en esta área desde finales de noviembre.

En enero de 2022, el océano Atlántico frente a América del Sur estaba repleto de fitoplancton, como ocurre durante la mayoría de los veranos australes. Estel primer plano fue capturado el mismo día por el sensor MODIS a bordo del satélite Aqua de la NASA.
24 de enero de 2022. Organismos flotantes similares a plantas se reproducen abundantemente cuando hay suficientes nutrientes, luz solar y condiciones adecuadas del agua. Las proliferaciones extremas de ciertas especies pueden volverse dañinas para los animales marinos y los humanos.

No es posible detectar especies específicas desde el espacio, pero las rayas y remolinos de color aguamarina son probablemente cocolitóforos, un tipo de fitoplancton con microscópicos caparazones de calcita que le dan al agua un color calcáreo. Los diversos tonos de verde son probablemente diatomeas, dinoflagelados y otras especies relacionadas. Los estudios realizados desde buques han demostrado que los cocolitóforos Emiliania huxleyi y los dinoflagelados Prorocentrum sp. tienden a dominar en esta región. Los generadores de imágenes planeados para futuras misiones satelitales deberían facilitar la identificación de los tipos de fitoplancton desde el espacio.

Los parches de color no solo revelan la presencia de fitoplancton, sino que también marcan los bordes de los remolinos dinámicos y las corrientes que los transportan. Frente a la costa de Argentina, Uruguay y Brasil, las corrientes cálidas de los trópicos fluyen hacia el sur y se encuentran con corrientes más frías que fluyen hacia el norte desde el océano Austral. Estas se encuentran en un lugar conocido como la Confluencia de Brasil-Malvinas. Al menos siete masas de agua diferentes de temperatura, profundidad y salinidad variables llegan a esta turbulenta intersección, lo que produce una mezcla vertical y horizontal. Con toda la agitación —además de las desembocaduras ricas en nutrientes de los ríos (como el Río de la Plata) y el polvo arrastrado por el viento de la Patagonia— esta porción del océano es increíblemente productiva y alberga una de las pesquerías más ricas del mundo.

Imágenes del Observatorio de la Tierra de la NASA por Lauren Dauphin, utilizando datos de los sensores MODIS de los sistemas LANCE/EOSDIS de la NASA y GIBS/Worldview. Reportaje por Michael Carlowicz.

Leer en inglés