Publicado: 
01 de noviembre de 2022

Investigaciones en la Estación: Presión sanguínea, etiquetas y líquido

Los miembros de la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional llevaron a cabo investigaciones científicas durante la semana del 24 de octubre que incluyeron el estudio de cómo la adaptación del cuerpo al vuelo espacial afecta la regulación de la presión sanguínea, la prueba de una tecnología para localizar e identificar carga, y la evaluación del comportamiento de los fluidos en el espacio.

Aquí hay detalles sobre algunas de las investigaciones con microgravedad que se están llevando a cabo actualmente en el laboratorio en órbita:

La regulación de la presión sanguínea en el espacio

Los astronautas experimentan cambios en sus sistemas cardiovascular, respiratorio y musculoesquelético durante el vuelo espacial. Estos cambios representan un desafío para futuras misiones de larga duración, particularmente aquellas que involucran actividades en diferentes niveles de gravedad, como aterrizar en Marte o la Luna. CARDIOBREATH, una investigación de la Agencia Espacial Canadiense (CSA, por sus siglas en inglés), estudia los efectos combinados de las adaptaciones cardiovasculares y respiratorias en la regulación de la presión sanguínea durante el vuelo espacial. Los resultados podrían proporcionar una mejor comprensión de los mecanismos detrás de estos cambios y apoyar el desarrollo de formas de evaluar sus efectos sobre la presión sanguínea durante y después de las misiones de larga duración. Los cambios inducidos por los vuelos espaciales en el cuerpo son paralelos a muchos asociados con el envejecimiento, y esta investigación puede contribuir a una mejor atención médica y una mejor calidad de vida para los ancianos en la Tierra. Durante la semana, miembros de la tripulación realizaron mediciones de la respiración para la investigación.

El astronauta Josh Cassada de la NASA guarda especímenes biológicos dentro del congelador científico de la Estación

El astronauta Josh Cassada de la NASA guarda especímenes biológicos dentro del congelador científico de la Estación Espacial Internacional.
Crédito de la imagen: NASA

Etiquetas para no perder la pista

RFID Recon utiliza un lector de identificación por radiofrecuencia (RFID, por sus siglas en inglés) y antenas conectadas a un robot de vuelo libre Astrobee para identificar y localizar la carga etiquetada en la estación espacial. Las etiquetas RFID son similares a los códigos de barras, excepto que son electrónicas y por lo tanto no requieren una línea de visión y pueden operar de forma inalámbrica. Los resultados podrían ayudar a los miembros de la tripulación a encontrar artículos de forma rápida y eficiente. En la órbita terrestre baja, el relanzamiento de activos perdidos es una opción, pero en misiones al espacio profundo es impráctico o imposible. Una recuperación más eficiente de activos también permite un embalaje más eficiente, reduciendo la masa del lanzamiento y el volumen. Esta tecnología podría incluso permitirles a robots la preparación de los destinos de misión antes de la llegada humana. En la Tierra, RFID ha sido utilizada sobre todo para la logística en la cadena de suministros a nivel de cajas y tarimas, pero un seguimiento y localización de artículos más precisos podrían ayudar a automatizar las operaciones de almacén, el envío y la recepción, la fabricación, el cuidado médico, y otras operaciones. Los miembros del equipo instalaron un lector de reconocimiento RFID en un Astrobee y recopilaron datos RFID para el traslado de carga durante la semana.

Comportamiento del líquido

FLUIDICS, una investigación de la Agencia Espacial Europea (ESA), evalúa el chapoteo, la turbulencia y otros comportamientos del líquido en una esfera en microgravedad. Estas observaciones proporcionan un buen modelo para saber qué sucede en el tanque de gasolina de una nave espacial. Los resultados podrían proporcionar información para medir el volumen del líquido, lo que podría ayudar a mejorar la orientación y precisión de los satélites y optimizar su vida útil mediante una mejor gestión del combustible. Esta investigación también podría ayudar a proporcionar una mejor comprensión de los océanos de la Tierra, incluido el fenómeno de las "olas gigantes", y contribuir a mejorar los sistemas de predicción climática y optimizar el uso de energía renovable oceánica. Durante la semana, miembros de la tripulación realizaron pruebas del experimento.

Configuración de hardware para la investigación FLUIDICS de la ESA

Configuración de hardware para la investigación FLUIDICS de la ESA, que evalúa el chapoteo, la turbulencia y otros comportamientos del líquido en una esfera en microgravedad y podría apoyar mejoras en la gestión del combustible de los satélites.
Crédito de la imagen: NASA

Otras investigaciones que involucran a la tripulación:

  • Repositorio (Repository) es un banco de almacenamiento que mantiene los especímenes biológicos usados para la investigación científica sobre cambios fisiológicos humanos y la adaptación a la microgravedad, incluyendo los estudios longitudinales que atraviesan muchas misiones.  La investigación biomédica espacial conduce a menudo a avances médicos que benefician a las personas en la Tierra también.
  • Fisiología de la alimentación (Food Physiology) caracteriza los efectos de una dieta de vuelo espacial mejorada sobre la función inmune, el microbioma intestinal y los indicadores de estado nutricional. La dieta puede alterarse fácil y significativamente en la Tierra o durante el vuelo, y documentar el efecto de las mejoras dietéticas en la fisiología humana podría proporcionar orientación para el uso de la dieta para mejorar la adaptación a los vuelos espaciales.
  • XROOTS utiliza la instalación Veggie para probar técnicas hidropónicas (a base de líquido) y aeropónicas (a base de aire) para cultivar plantas sin suelo u otros medios de crecimiento tradicionales. Estas técnicas podrían permitir la producción de cosechas en una escala más grande para la exploración futura del espacio y mejorar el cultivo de plantas en lugares en la Tierra tales como invernaderos.
  • PK-4, una colaboración entre la ESA y la Corporación Espacial Estatal ROSCOSMOS estudia plasmas complejos, mezclas gaseosas a baja temperatura de gas ionizado, gas neutro y partículas de tamaño micrónico. Comprender cómo se forman los cristales de plasma en microgravedad podría arrojar luz sobre los fenómenos de plasma en el espacio y conducir a nuevos métodos de investigación y diseños mejorados de naves espaciales y mejoras en las industrias que utilizan plasmas en la Tierra.
  • Medidas estándar (Standard Measures) recopila un conjunto de medidas básicas, incluidos datos sobre salud conductual y rendimiento, perfiles celulares e inmunología, el microbioma, marcadores bioquímicos, cambios sensoriomotores y salud cardiovascular. Estos datos ayudan a los investigadores a caracterizar las respuestas adaptativas a vivir y trabajar en el espacio y monitorear la efectividad de las contramedidas.
  • Radio Aficionado de la Estación Espacial Internacional pone en comunicación directa a estudiantes, maestros, padres y otros miembros de la comunidad con astronautas a través de unidades de radioaficionados terrestres. Esta experiencia ayuda a promover el interés en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.
El astronauta Koichi Wakata de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón trabaja en la esclusa de aire Quest

Koichi Wakata de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA) trabaja en la esclusa de aire Quest de los Estados Unidos revisando los componentes electrónicos.
Crédito de la imagen: NASA

La estación espacial, un robusto laboratorio de microgravedad con una multitud de instalaciones y herramientas de investigación especializadas, ha apoyado muchos   avances científicos de investigaciones que abarcan todas las principales disciplinas científicas. La publicación Beneficios para la Humanidad 2022 de la Estación Espacial Internacional detalla el universo en expansión de resultados obtenidos en más de 20 años de experimentos realizados en la estación. Acceda a la publicación y materiales relacionados en línea.

Para más noticias en español, sigue a @NASA_es y suscríbete al boletín semanal aquí. Para más noticias en inglés sobre las investigaciones a bordo de la estación, sigue a @ISS_Research y Space Station Research and Technology News. Sigue a ISS National Lab para obtener información sobre sus investigaciones patrocinadas. Y, para tener la oportunidad de ver a la Estación Espacial Internacional pasar sobre tu ciudad, vista Spot the Station.

Por John Love
Centro de Johnson, Houston, Texas

Traducción al español: Universidad Nacional de Mar del Plata Mar del Plata, Argentina

Read this story in English here.

El lago Nasser, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo, en Egipto

El lago Nasser, uno de los lagos artificiales más grandes del mundo, en Egipto meridional visto desde la Estación Espacial Internacional mientras orbita 421 kilómetros por encima.
Crédito de la imagen: NASA