Publicado: 
21 de marzo de 2022

Investigaciones de la Estación: Metas cumplidas

imagen de la Tierra con la reflexión del sol

El sol se levanta sobre el horizonte de la Tierra en esta imagen tomada desde la Estación Espacial Internacional mientras orbitaba a 420 kilómetros sobre el Océano Pacífico al sur de las Islas Aleutianas de Alaska. Crédito de imagen: NASA

Los miembros de la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional llevaron a cabo investigaciones científicas durante la semana del 14 de marzo que incluyeron el análisis de los cambios en las arterias y el tono muscular durante el vuelo espacial y la realización de una sesión de radio Ham. Los astronautas de la NASA Kayla Barron y Raja Chari realizaron una caminata espacial de 6 horas y 54 minutos el 15 de marzo para continuar los preparativos para la instalación de nuevos paneles solares  que aumentarán la energía disponible en la estación espacial para la investigación científica y vida cotidiana. El martes 15 de marzo, el astronauta de la NASA Mark Vande Hei rompió el récord de días consecutivos en el espacio para un explorador estadounidense.

La estación espacial ha sido habitada de forma continua por humanos durante 21 años y ha apoyado muchos avances científicos. Siendo un robusto laboratorio de microgravedad con docenas de instalaciones y herramientas de investigación, la estación apoya investigaciones que abarcan todas las principales disciplinas científicas, transmitiendo beneficios para la futura exploración espacial y haciendo avanzar la investigación básica y aplicada en la Tierra. El laboratorio en órbita también proporciona una plataforma para una creciente presencia comercial en órbita terrestre baja que incluye investigación, servicios satelitales y fabricación en el espacio.

imagen de dos astronautas durante una caminata espacial

La astronauta de la NASA Kayla Barron (en las rayas rojas) espera mientras su compañero astronauta Raja Chari emerge de la estación espacial. Los dos realizaron una caminata espacial donde instalaron kits de modificación para realizar mejoras en los paneles solares. Crédito de imagen: NASA

Aquí hay detalles sobre algunas de las investigaciones con microgravedad que se están llevando a cabo actualmente:

Arterias y envejecimiento

Algunos cambios similares al envejecimiento ocurren más rápidamente en los miembros de la tripulación de la estación espacial que en la Tierra. Los astronautas experimentan cambios en sus arterias carótidas lo cual podría representar un riesgo significativo para la salud en futuras misiones espaciales de larga duración. Vascular Aging, una investigación de la Agencia Espacial Canadiense (CSA por sus siglas en inglés), recopila datos sobre cambios vasculares en astronautas utilizando imágenes de ultrasonido, muestras de sangre y sensores portátiles. Los resultados podrían apoyar el desarrollo de formas de reducir los riesgos potenciales para la salud de los miembros de la tripulación, así como guiar las medidas de prevención y los tratamientos para los efectos del envejecimiento en la Tierra. Durante la semana, los miembros de la tripulación recopilaron datos múltiples para la investigación. 

Músculos y microgravedad

Myotones, una investigación de la ESA (Agencia Espacial Europea), observa propiedades de los músculos como el tono y la rigidez durante vuelos espaciales de larga duración. Las investigaciones sugieren que durante los vuelos espaciales la rigidez y el tono muscular disminuyen, particularmente en aquellos músculos importantes para la postura y el movimiento, como correr y caminar. El ejercicio durante el vuelo parece mejorar o incluso recuperar estos cambios musculares. Los resultados de esta investigación podrían mejorar la comprensión del tono muscular humano en reposo y conducir al desarrollo de nuevas contramedidas para los cambios musculares en futuras misiones espaciales, así como tratamientos alternativos de rehabilitación en la Tierra. Los miembros de la tripulación registraron varias mediciones para el estudio durante la semana.

Preguntas y respuestas con un astronauta

Durante la semana, los miembros de la tripulación realizaron una sesión de Radio Ham de la Estación Espacial Internacional con el Kids Star Club Sayama en Sayama, Japón. Antes del evento, el club celebró un seminario de licencias para radioaficionados y proporcionó clases sobre ondas de radio, electricidad y el espacio para los miembros más jóvenes. Radio Ham de la Estación Espacial Internacional pone en comunicación directa a estudiantes, maestros, padres y otros miembros de la comunidad con astronautas a través de unidades de radio Ham terrestres. Esta experiencia ayuda a inspirar interés en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.

imagen de un astronauta programando un radio Ham

El astronauta de la NASA Mark Vande Hei instala la radio para aficionados de la estación espacial, que se utiliza para los eventos Radio Ham de la ISS, donde los estudiantes en tierra hablan directamente con los miembros de la tripulación. Crédito de imagen: NASA

Otras investigaciones que involucran a la tripulación:

  • UNIGLO analiza como la microgravedad afecta un módulo para procesar varios tipos de cristales complejos. Esta investigación podría ayudar a establecer capacidades de fabricación adicionales en el espacio y conducir al desarrollo de nuevas fibras para la comunicación óptica y los láseres en una variedad de aplicaciones en el espacio y en la Tierra.
  • SQuARE estudia objetos y espacios construidos y cómo los miembros de la tripulación los usan a lo largo del tiempo. Los resultados podrían contribuir a un mejor diseño para futuras naves espaciales y hábitats.    
  • Space Biofilms caracteriza la estructura y expresión génica de las biopelículas que se forman en el espacio mediante el análisis de una especie fúngica cultivada en diferentes materiales. La formación de biopelículas puede causar mal funcionamiento del equipo y enfermedades, y podría ser un problema en futuras misiones espaciales humanas de larga duración.
  • EasyMotion de la ESA prueba un traje usado durante el ejercicio previo y posterior al vuelo que proporciona electro-mioestimulación o corriente eléctrica que causa contracciones musculares. Este traje podría ahorrar tiempo a la tripulación y mejorar los resultados del ejercicio en vuelo en futuras misiones espaciales y en poblaciones saludables en la Tierra.
  • NutrISS, una investigación de la ESA (Agencia Espacial Europea), evalúa periódicamente la composición corporal y mide la modificación del equilibrio energético a largo plazo a lo largo del tiempo. Los resultados podrían mejorar la comprensión de los mecanismos detrás de los cambios en la composición corporal durante los vuelos espaciales y ayudar a encontrar formas de mitigar los efectos negativos de esos cambios.
  • Food Physiology (Fisiología de los alimentos) examina los efectos de una dieta mejorada para vuelos espaciales sobre la función inmunológica, el microbioma intestinal y los indicadores del estado nutricional, con el objetivo de documentar cómo una dieta mejor puede ayudar a la adaptación a los vuelos espaciales.
  • Touching Surfaces, una investigación de la ESA, prueba superficies antimicrobianas especialmente diseñadas para ayudar a determinar cuáles son las más adecuadas en futuras naves espaciales y hábitats, así como para aplicaciones terrestres como el transporte público y los entornos clínicos.

Para actualizaciones diarias, siga @NASA_es o @ISS_Research, Space Station Research and Technology News o nuestro Facebook. Siga el ISS National Lab para obtener información sobre sus investigaciones patrocinadas. Para tener la oportunidad de ver la Estación Espacial pasar sobre su ciudad, más visite Spot the Station.

[Read the English version of this article]

John Love, Científico de Integración de Planeación de Investigación de la Estación Espacial Internacional
Expedición 66

Traducción al español:
Universidad Nacional de Mar del Plata
Mar del Plata, Argentina