Publicado: 
17 de mayo de 2021

Investigaciones de la Estación: Efectos de la radiación y la microgravedad

imagen de los sensores
Sensores de audio para SoundSee, una investigación que prueba el monitoreo del entorno acústico utilizando estos sensores en Astrobee, una plataforma robótica móvil a bordo de la estación espacial. Monitorear el sonido puede proporcionar una indicación temprana de fallas en el equipo y el monitoreo autónomo podría mejorar la salud y seguridad de la tripulación y reducir la carga laboral de la tripulación. Crédito de imagen: NASA

Durante la semana del 10 de mayo, los miembros de la tripulación a bordo de la Estación Espacial Internacional llevaron a cabo investigaciones incluyendo estudios sobre cómo los probióticos afectan la función inmune y los efectos del entorno espacial en varios materiales, así como la prueba de un método para monitorear el funcionamiento de los equipos mediante el análisis del sonido.

La estación espacial ha sido habitada de forma continua por humanos durante 20 años y ha apoyado muchos avances científicos. El laboratorio en órbita proporciona una plataforma para la investigación de larga duración en microgravedad y para aprender a vivir y trabajar en el espacio, experiencia que apoya Artemis, el programa de la NASA para avanzar hacia la Luna y Marte.

Aquí hay detalles sobre algunas de las investigaciones con microgravedad que se están llevando a cabo actualmente:

La protección de la función inmune y el microbioma intestinal

Se cree que la función inmune y la microbiota intestinal sufren cambios durante los vuelos espaciales de larga duración. Probióticos, una investigación de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA), estudia los efectos de las bacterias beneficiosas para la función inmune y la microbiota intestinal de los miembros de la tripulación. Estos probióticos podrían incorporarse a la dieta en futuras misiones espaciales, proporcionando una nutrición básica y ayudando a proteger la salud general de los miembros de la tripulación. Los resultados también podrían iluminar los cambios que experimentan las bacterias durante los vuelos espaciales, lo que podría contribuir a los esfuerzos por reducir las infecciones.

Probando blindaje, semillas, y mas

MISSE-14-NASA expone materiales destinados a ser utilizados potencialmente como aplicaciones contra la radiación, durante el cambio de fase y desorbitación, al duro entorno espacial. También evalúa los efectos de la radiación espacial en 10 tipos de semillas de cultivos y valida la efectividad de los recipientes pasivos de contención de muestras para almacenar semillas u otras muestras biológicas en el espacio.  MISSE, una serie de investigaciones, prueba cómo el espacio afecta el rendimiento y la durabilidad de una amplia variedad de nuevos materiales y sus configuraciones. Materiales similares vuelan en múltiples misiones MISSE.  Estas investigaciones ayudan a mejorar los modelos utilizados para predecir la idoneidad de materiales y componentes específicos para diversos usos en el espacio. Dichos materiales potencialmente también podrían usarse en entornos y condiciones hostiles en la Tierra.

Escuchando los equipos

Los sonidos pueden proporcionar una indicación temprana de fallas en el equipo. SoundSee prueba una forma de detectar anomalías en los sonidos producidos por equipos como la infraestructura de soporte vital y las máquinas de ejercicio en la estación espacial. La investigación utiliza un sensor de audio en un Astrobee, la plataforma robótica de vuelo libre de la estación, y el análisis de audio profundo, que establece un conjunto de datos acústicos para una máquina en buen estado y luego usa esa línea de base para determinar la presencia de anomalías. El sonido puede transmitir información de los componentes dentro de una máquina que de otro modo serían inaccesibles. Esta tecnología podría proporcionar un monitoreo autónomo del funcionamiento de los equipos y ayudar a proteger la salud y la seguridad de los miembros de la tripulación en la estación espacial y futuras naves espaciales, al mantener el equipo en buen estado de funcionamiento y al mismo tiempo reducir la carga laboral de la tripulación.

imagen de la astronauta trabajando con una investigacion
La astronauta de la NASA Megan McArthur trabaja dentro de la Guantera de Ciencias de la Vida del módulo de laboratorio Kibo en la investigación Inmunidad Celestial, un estudio sobre los efectos de la gravedad en la respuesta inmune funcional y la importancia de la edad en la regulación de las vías inmunes. Crédito de imagen: NASA

Otras investigaciones en las que trabajó la tripulación:

  • Inmunidad Celestial evalúa los efectos de la gravedad sobre la respuesta inmune funcional y la importancia de la edad en la regulación de las vías inmunes. Los resultados podrían respaldar el desarrollo de nuevas vacunas y medicamentos para prevenir y tratar enfermedades humanas existentes y emergentes.
  • Recubrimientos Antimicrobianos prueba un recubrimiento para controlar el crecimiento microbiano en varios materiales diferentes que representan superficies de alto contacto. Algunos microbios cambian sus características en microgravedad, lo que potencialmente podría crear nuevos riesgos para la nave espacial y la salud de la tripulación.
  • Medidas Estándar recopila un conjunto de mediciones esenciales de los astronautas antes, durante y después de misiones de larga duración para crear un depósito de datos para monitorear e interpretar cómo los humanos se adaptan a vivir en el espacio.
  • Fisiología de los alimentos examina los efectos de una dieta mejorada para vuelos espaciales sobre la función inmunológica, el microbioma intestinal y los indicadores del estado nutricional, con el objetivo de documentar cómo una dieta mejor puede ayudar a la adaptación a los vuelos espaciales.
  • Accesibilidad de Comida analiza cómo cambia el atractivo de los alimentos durante las misiones de larga duración. El hecho de que a los miembros de la tripulación les guste y realmente consuman alimentos afecta directamente la ingesta calórica y los beneficios nutricionales asociados.
  • ISS Radio HAM brinda a los estudiantes, maestros, padres y otras personas la oportunidad de comunicarse con los astronautas utilizando unidades de radio HAM. Antes de una llamada programada, los estudiantes aprenden sobre la estación, las ondas de radio y otros temas, y preparan una lista de preguntas sobre temas que han investigado.
  • Spaceborne Computer-2 analiza la posibilidad de adaptar sistemas informáticos comerciales para procesar datos significativamente más rápido en el espacio con capacidades de inteligencia artificial (AI) y computación de borde.
  • Para el “Tiempo de Cuentos en el Espacio”, los tripulantes leyeron libros de niños y trabajaron en investigaciones simples, ayudando a generar interés en la ciencia, la tecnología, la ingeniería y las matemáticas.
imagen de astronauta moviendo hardware
Thomas Pesquet, un astronauta de la ESA (La Agencia Espacial Europea), reúne el hardware para una demonstración de una simple investigación de transferencia de calor como parte del programa “Tiempo de Cuentos en el Espacio”.

Para actualizaciones diarias, siga @ISS_Research, Space Station Research and Technology News o nuestro Facebook. Siga el ISS National Lab para obtener información sobre sus investigaciones patrocinadas. Para tener la oportunidad de ver la Estación Espacial pasar sobre su ciudad, visite Spot the Station.

[Read the English version of this history]

 

John Love, científico principal de la Estación Espacial Internacional
Expedición 65

Traducción al español:
Universidad Nacional de Mar del Plata
Mar del Plata, Argentina