Publicado: 
28 de septiembre de 2020

Investigaciones de la Estación - Ahorrando tiempo con un dispositivo pequeño

El trabajo científico realizado durante la semana del 21 de septiembre a bordo de la Estación Espacial Internacional incluyó estudios continuos de compuestos en el aire de la Estación Espacial, así como sesiones informativas sobre qué alimentos son los mejores para el sistema inmunitario de los astronautas en el espacio.   

Una nave espacial de reabastecimiento Cygnus, de Northrop Grumman, está programada para ser lanzada la próxima semana a la Estación Espacial desde la instalación de vuelo Wallops de la NASA en Virginia, llevando miles de libras en  investigaciones científicas, demostraciones de tecnología, productos comerciales, entre otras cosas.

Ahora en su vigésimo año de presencia humana continua, la Estación Espacial tiene una plataforma para la investigación de larga duración en microgravedad y aprender a vivir y trabajar en el espacio. La experiencia adquirida en el laboratorio en órbita apoya Artemis, el programa de la NASA para avanzar hacia la Luna y Marte.

Aquí hay detalles sobre algunas de las investigaciones con microgravedad que se están llevando a cabo actualmente:

Ahorrando tiempo con un dispositivo pequeño

El Monitor de Atmósfera de la Nave Espacial (SAM) demuestra las capacidades de un pequeño dispositivo portátil conocido como espectrómetro de masas y cromatógrafo de gases. Este instrumento mide los compuestos orgánicos traza en el aire de la Estación Espacial, así como los compuestos básicos de la atmósfera, como nitrógeno, oxígeno, dióxido de carbono, metano y agua. SAM utiliza poca potencia y transmite datos al equipo de investigación en tierra cada dos segundos, eliminando la necesidad de llevar muestras de aire a la Tierra para su análisis. Esta semana, la tripulación transfirió a SAM a una nueva ubicación en  la plataforma de almacenamiento EXPRESS (Acelerar el Procesamiento de Experimentos en la Estación Espacial). EXPRESS se compone de varias plataformas multipropósito que proporcionan lugar de almacenamiento, potencia, comando y control, datos, refrigeración y muchas más funciones a las cargas útiles para ejecutar y almacenar experimentos de investigación. La tripulación también retiró el enchufe del Major Constituent Analyzer (MCA), que se utilizó durante la transición para proteger el sensor mientras la unidad estaba apagada.

ciudad de Houston vista desde el espacio
El astronauta de la NASA Chris Cassidy capturó esta imagen de Houston, Texas, de noche mientras viajaba en la Estación Espacial Internacional con la tripulación de la Expedición 63.

Experimentos manos libres

La adaptación es una parte vital de la exploración espacial, y parte de ese proceso consiste en deslindar algunas responsabilidades de investigación y experimentación a sistemas automatizados con el fin de ejecutar más ciencia en la Estación. El telescopio espacial Neutron star Interior Composition ExploreR (NICER) es uno de varios observatorios de astrofísica montados externamente en la Estación Espacial y, gracias a estos sistemas, puede operar con poca o ninguna participación de la tripulación. NICER estudia la extraordinaria física de las estrellas de neutrones, las cenizas brillantes que dejan las estrellas masivas al explotar como supernovas. Estas estrellas son los objetos más densos del universo y contienen estados exóticos de materia imposible de replicar en un laboratorio. Brillan de forma más intensa como finos haces de luz que barren el cielo a medida que giran, y desde una gran distancia parecen vibrar como faros, de ahí su nombre "púlsar". NICER también contiene software para la demostración Station Explorer for X-ray Timing and Navigation Technology (SEXTANT), que analiza utilizar púlsares como balizas naturales para un futuro sistema similar a un GPS para los viajes en naves espaciales.

Hardware NICER conectado al exterior de la estación espacial
Vista de la carga útil del Neutron star Interior Composition ExploreR (NICER). La misión de NICER es realizar un estudio en profundidad de las estrellas de neutrones, y ayudar en la comprensión de la materia ultra-densa.

Comidas en microgravedad

Un cambio en el sistema inmunitario es sólo uno de los muchos efectos fisiológicos que experimentan los astronautas durante sus misiones en el espacio. Para estudiar cómo cambia el sistema inmunitario en microgravedad, los científicos de la NASA monitorean lo que comen los astronautas porque la función inmune está vinculada a la dieta. Estos datos ayudan a determinar las alteraciones en las dietas que podrían mejorar la función inmune a medida que los miembros de la tripulación se adaptan al nuevo entorno.  El Impacto Integrado de la Dieta en la Respuesta Inmune Humana, la Microbiota Intestinal, y el Estado Nutricional Durante la Adaptación al Vuelo Espacial (Food Physiology) documenta los efectos de mejorar las dietas para la función inmune y el microbioma intestinal, así como la capacidad de esas mejoras para apoyar la adaptación a los vuelos espaciales. Con una mejor comprensión de los efectos de los alimentos en la fisiología, los científicos pueden seguir mejorando la dieta de los vuelos espaciales y la salud de la tripulación. Durante la semana, miembros de la tripulación realizaron sesiones informativas para la investigación.

Otras investigaciones en las que trabajó la tripulación :

  • La investigación del Experimento Packed Bed Reactor-Water Recovery (PBRE-WR), que utiliza la Guantera Científica de Microgravedad (MSG), examina la velocidad en la que fluyen un gas y un líquido simultáneamente (conocido como flujo de dos fases) a través de un filtro en el procesador de agua de la Estación Espacial.
  • El Horno de Levitación Electrostática de la Agencia de Exploración Aeroespacial de Japón (JAXA-ELF) utiliza la levitación electrostática para eliminar la necesidad de un contenedor, algo que sólo es posible en microgravedad, y examina el comportamiento de los materiales.
  • La investigación Emulador de Velocidad de Combustión (BRE) es un estudio de seguridad contra incendios realizada en el Rack Integrado de Combustión (CIR) como parte del proyecto Experimentos de Combustión Avanzada vía Microgravedad (ACME).
  • Radi-N2una investigación de la Agencia Espacial Canadiense, utiliza detectores de burbujas para caracterizar mejor el entorno de neutrones en la Estación Espacial, lo que podría ayudar a definir el riesgo que ésta fuente radiactiva representa para los miembros de la tripulación.
  • La investigación  Sistema de Recuperación de Agua del Módulo Experimental Japonés (JEM) (JWRS) de JAXA demuestra una forma de generar agua potable a partir de la orina.
  • Astrobee prueba tres robots autónomos y de vuelo libre diseñados para ayudar a los astronautas con tareas rutinarias, dar a los controladores de tierra ojos y oídos adicionales y  monitorear la tripulación, realizar muestreo y gestión logística.
  • Los miembros de la tripulación fotografían regularmente varias características y eventos naturales en la Tierra utilizando cámaras de mano digitales para la investigación Observaciones de la Tierra  a través de la Tripulación (CEO). Las fotografías están disponibles públicamente en Gateway to Astronaut Photography of Earth.
detectores de burbujas dentro de la cúpula de la estación espacial
Los detectores de burbujas, vistos aquí en la cúpula (centro inferior), miden la radiación de neutrones en la Estación Espacial para la investigación Radi-N2.

Para actualizaciones diarias, siga @ ISS_Research, Space Station Research and Technology News our Facebook . Siga el ISS National Lab para obtener información sobre sus investigaciones patrocinadas. Para tener la oportunidad de ver la Estación Espacial pasar sobre su ciudad, visite Spot the Station.

[Read the English version of this story]

John Love, científico principal de la Estación Espacial Internacional
Expedición 63

Traducción al español:
Universidad Nacional de Mar del Plata
Mar del Plata, Argentina