Publicado: 
13 de junio de 2019

Estudiando el asma desde el espacio

asthma.png

La ayuda podría estar en camino para los millones de personas que sufren de asma en el mundo. Una investigación pionera en órbita está abriendo nuevas vías para comprender qué es lo que no funciona en pacientes con inflamación de las vías respiratorias. Los resultados han contribuido al desarrollo de pruebas rápidas de pulmón para mejorar la calidad de vida, tanto en la Tierra como en el espacio. Con cada bocanada de aire, nuestros cuerpos absorben oxígeno y exhalan productos de desecho. En las personas con asma, la inflamación del pulmón agrega óxido nítrico al aire exhalado. Los médicos miden la cantidad de óxido nítrico exhalado por los pacientes para ayudar a diagnosticar inflamación pulmonar y asma.

Los astronautas en la Estación Espacial (ISS por sus siglas en inglés) han estado respirando por el bien de la ciencia como parte de una investigación patrocinada por la Agencia Espacial Europea (ESA por sus siglas en inglés). Bajo la dirección científica de Lars Karlsson del Instituto Karolinska en Suecia, esta investigación se ha estado llevando a cabo durante más de 10 años, más recientemente enmarcada en el programa de experimentos Monitoreo de las Vías Respiratorias. Estos experimentos analizan la cantidad de óxido nítrico exhalado por los astronautas en diferentes condiciones del entorno sin peso del espacio (por ejemplo, presión normal, presión reducida en un compartimiento de presión de aire, antes o después de una caminata espacial, etc.)

Los astronautas respiran en un instrumento especialmente desarrollado para ésta investigación que mide los niveles de óxido nítrico. El propósito de tomar mediciones reducidas en un compartimiento estanco, normalmente utilizado para salir de una nave espacial para caminatas espaciales, y ajustado a una presión reducida del 30% es simular las condiciones en futuros hábitats en Marte, y es equivalente a estar a 3000 metros (9843 pies) de altitud en la Tierra. El dispositivo que mide el óxido nítrico es ligero, fácil de usar y preciso. El mismo instrumento se usa hoy en día en clínicas y hospitales, ayudando a los asmáticos y ofreciendo una forma rápida y barata de diagnosticar problemas pulmonares. Fue desarrollado en estrecha colaboración entre la industria de tecnología médica y los investigadores del Instituto Karolinska.

En una colaboración similar con la industria farmacéutica, los mismos investigadores desarrollaron un fármaco de oxidación nítrica (Supernitro) con un efecto selectivo único en la circulación pulmonar. El medicamento ensancha los vasos sanguíneos y contrarresta los aumentos de la presión arterial local que amenazan la vida.

En la Luna y en Marte, los pulmones de los astronautas podrían irritarse o inflamarse fácilmente debido a partículas de polvo. La gravedad reducida en esos cuerpos celestes hace que el polvo flotante sea una verdadera amenaza para los humanos.

Comprender los efectos de la ingravidez y la reducción de la presión sobre la salud de las vías respiratorias ayudará a los exploradores espaciales a monitorear, diagnosticar y tratar la inflamación pulmonar durante vuelos espaciales. Esta información es clave para garantizar la salud y la seguridad de los astronautas en misiones largas más allá de la órbita de la Tierra.
 

Traducción: Luís Ortiz