Publicado: 
30 de abril de 2019

Emitiendo luz láser sobre los bosques de la Tierra

296_GEDI-poster.jpg
La misión GEDI ayudará a los investigadores a comprender cómo los ecosistemas almacenan carbono.

La Estación Espacial Internacional tiene un nuevo “dispositivo de iluminación”. La Investigación de la Dinámica de los Ecosistemas Mundiales (Global Ecosystem Dynamics Investigation, o GEDI, por su acrónimo en inglés) emitirá una luz láser en dirección a la Tierra desde el laboratorio en órbita para revelar más detalles sobre nuestro entorno, y cómo está cambiando.

GEDI, de la NASA, envía pulsos láser a las copas de los árboles y mide con precisión la luz que se refleja. La intensidad de la luz que rebota en el telescopio de GEDI y el tiempo revelarán la altura y la densidad de los árboles y de la vegetación, y la disposición vertical de las hojas y ramas en todas las copas.

El Dr. Ralph Dubayah, que es el investigador principal de GEDI en la Universidad de Maryland, dice: “Este instrumento confeccionará mapas de bosques en alta resolución y en tres dimensiones, y revolucionará así la manera en que los investigadores los monitorizan”.

Las áreas boscosas constituyen una parte importante de nuestro planeta. Los bosques no solo proporcionan un hábitat para muchas especies y son una fuente de materias primas para uso humano, como el papel y la madera, sino que también desempeñan un papel clave en el ciclo del carbono de la Tierra. La deforestación y la degradación de los bosques, además de otros tipos de alteraciones forestales, como los incendios y las plagas de insectos, conducen a un aumento del dióxido de carbono en la atmósfera. Al volver a crecer el bosque, los árboles y el suelo aspiran ese carbono. Saber cómo crecen y cambian los bosques con el tiempo puede permitirnos comprender mejor la contribución que estos hacen al ciclo de carbono de la Tierra y también puede ayudar a las personas a manejar mejor este importante recurso. GEDI es el primer instrumento espacial diseñado específicamente para realizar un mapeo sostenido de la distribución espacial del contenido de carbono de los bosques.

GEDI_on_ISS.png
El instrumento GEDI fue construido en el Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA.

Dubayah destaca: “Uno de los componentes menos cuantificados del ciclo del carbono es el equilibrio neto entre la alteración y el re-crecimiento de los bosques. GEDI ayudará a los científicos a completar esta pieza faltante al revelar la estructura vertical del bosque, una información que realmente no podemos obtener con suficiente exactitud de ninguna otra manera”.

Asimismo, GEDI proporcionará a los científicos información sobre la cantidad de carbono almacenado en los bosques. Cuando se la combine con los registros actuales y los registros históricos de los cambios capturados por los satélites en órbita terrestre, como Landsat, esta información mejorará la capacidad de los investigadores para identificar los cambios que están ocurriendo en todo nuestro planeta.

Los científicos también incorporarán las investigaciones de GEDI y las del instrumento ECOSTRESS, ubicado en la Estación, con datos de otros sensores actuales y futuros que observen la Tierra. Estos datos abordarán permitirán conocer temas importantes sobre las relaciones entre la estructura, la función, la composición y los cambios en el contenido de carbono.

La combinación de todos estos datos permitirá a los investigadores obtener una comprensión sin precedentes de la dinámica de los ecosistemas y del papel que desempeñan las plantas y los árboles en el ciclo global del carbono de la Tierra. Estos nuevos conocimientos podrían utilizarse, a su vez, para mejorar los modelos destinados a pronosticar cambios futuros en el ecosistema, las concentraciones de dióxido de carbono en la atmósfera y el clima.

GEDI fue lanzado hacia la Estación a bordo del cohete CRS-16 de SpaceX, el 5 de diciembre de 2018.