Publicado: 
10 de febrero de 2022

El traje espacial de Orion está equipado para esperar lo inesperado en las misiones de Artemis

La NASA está construyendo el traje espacial Sistema de Supervivencia de la Tripulación de Orion para proteger a los astronautas durante el lanzamiento, el reingreso y las situaciones de emergencia durante las misiones de Artemis.
La NASA está construyendo el traje espacial Sistema de Supervivencia de la Tripulación de Orion para proteger a los astronautas durante el lanzamiento, el reingreso y las situaciones de emergencia durante las misiones de Artemis.

Cuando los astronautas estén a horas del lanzamiento para las misiones de Artemis a la Luna, se pondrán un traje espacial de color naranja brillante llamado Sistema de Supervivencia de la Tripulación de Orion (OCSS, por sus siglas en inglés). Está diseñado para ajustarse a la medida y está equipado con tecnología de seguridad y características de movilidad para proteger a los astronautas el día del lanzamiento, en situaciones de emergencia, en las partes de alto riesgo de las misiones cerca de la Luna y durante el regreso a alta velocidad a la Tierra.

Muchas misiones requieren dos trajes espaciales: uno que se utiliza fuera de la nave espacial durante las caminatas espaciales —y que está diseñado como una nave espacial personal autónoma— y otro que se utiliza dentro de la nave espacial durante las partes de alto riesgo de una misión, como dentro de Orion durante el lanzamiento y el reingreso a través de la atmósfera terrestre. La NASA está construyendo ambos trajes para las misiones de Artemis. Basándose en seis décadas de experiencia en vuelos espaciales, la NASA está desarrollando su Unidad de Movilidad Extravehicular para Exploración (xEMU, por sus siglas en inglés) para las caminatas lunares, y ha rediseñado elementos del traje de supervivencia de la tripulación que se utilizó en el transbordador espacial para mejorar el rango de movimiento y mejorar la seguridad de los astronautas que lo vestirán para llegar a la Luna y volver a la Tierra.

El traje de Orion, a veces llamado traje de vuelo o traje de lanzamiento y entrada, ha sido renovado de pies a cabeza con mejoras en el traje que se utilizó en las misiones de transbordadores. Comenzando en la parte superior, una serie de características en el casco permiten una mayor comodidad y funcionalidad. El casco es más liviano, más fuerte, viene en más de un tamaño, ayuda a reducir el ruido y es más fácil de conectar al sistema de comunicaciones necesario para hablar con otros miembros de la tripulación y el control de la misión.

La capa de la cubierta exterior —que es de color naranja para que los miembros de la tripulación sean fácilmente distinguibles en el océano en caso de que necesiten salir de Orion sin la ayuda del personal de recuperación— incluye mejoras en los hombros para ofrecer un mejor alcance de los brazos y es resistente al fuego. El traje es una prenda de presión que incluye una capa de sujeción para controlar la forma y facilitar los movimientos de los astronautas. Además, una cremallera rediseñada permite a los astronautas ponerse el traje rápidamente y tiene mayor resistencia. Las nuevas interfaces adaptables suministran aire y eliminan el dióxido de carbono exhalado. El traje tiene un control térmico mejorado que ayudará a mantener a los astronautas frescos y secos. Debajo del traje se lleva puesta una prenda de enfriamiento líquido, algo parecido a la ropa interior térmica con tubos de enfriamiento integrados, que se renovó para que sea más transpirable y más fácil de construir.

Si bien los trajes espaciales de la era de los transbordadores venían en tamaños estándares como pequeño, mediano y grande, los trajes de Orion se ajustarán a la medida de cada miembro de la tripulación y se adaptarán a astronautas de todos los tamaños. Los patrones del traje ahora minimizan los puntos de incomodidad que eran comunes durante la era de los transbordadores, cuando se llevaban presurizados durante largos períodos de tiempo. Los guantes de los trajes —la parte de los trajes espaciales que sufre el mayor desgaste— son más duraderos y son compatibles con pantallas táctiles, y las mejoras en las botas proporcionan protección en caso de incendio, se ajustan mejor y ayudan a los astronautas a moverse con mayor agilidad.

Aunque está diseñado principalmente para el lanzamiento y el reingreso, el traje de Orion puede mantener con vida a los astronautas si Orion perdiera presión en la cabina durante el viaje a la Luna, mientras ajusta las órbitas en Gateway o en el camino de regreso a casa. Los astronautas podrían sobrevivir dentro del traje hasta por seis días mientras regresan a la Tierra. Los trajes también están equipados con un conjunto de herramientas de supervivencia en caso de que tengan que salir de Orion después del amerizaje y antes de que llegue el personal de recuperación. Cada traje llevará su propio chaleco salvavidas, que contiene una baliza de localización personal, un cuchillo de rescate y un kit de señalización con espejo, luz estroboscópica, linterna, silbato y barras luminosas.

Mediante amplias mejoras de diseño e ingeniería, el traje de Orion ayudará a proporcionar una capa adicional de protección para los astronautas que se embarquen en las misiones de Artemis a la Luna y para los que se preparen para futuras misiones a Marte.

Para obtener más información (en inglés) sobre los planes de exploración de la Luna a Marte de la NASA, visita: https://nasa.gov/moontomars

Leer en inglés