Publicado: 
18 de agosto de 2017

El eclipse total de Sol de 2017

El 21 de agosto de 2017, la sombra de la Luna atravesará el paisaje de Estados Unidos transformando así el día en crepúsculo. En el ocaso surrealista de un eclipse, la temperatura baja, las aves se quedan en silencio, los grillos se hacen escuchar y las flores comienzan a cerrarse. Mientras esta escena se despliega a través del área de 113 kilómetros (70 millas) de ancho de la totalidad, de costa a costa, una ola de instrumentos por todo el continente (desde cámaras estenopeicas caseras y gafas de seguridad para eclipses certificadas, hasta los telescopios más sofisticados de la actualidad) apuntará hacia Eclipse Across America.

Justo antes de la totalidad, se ve un punto de brillante luz solar que hace que la Luna luzca como un anillo de diamantes. Luego, a medida que esa gota de luz solar brilla a través de irregulares valles en el limbo de la Luna, pequeños puntos de luz llamados “Perlas de Baily” aparecen como una cuerda con cuentas alrededor del borde del Sol que va desapareciendo. Pero lo mejor de todo son las serpentinas blancas como perlas que emanan del disco redondo en la totalidad.

Los científicos ansiosamente anticipan este eclipse por las exclusivas oportunidades científicas que brinda.

Alex Young, director asociado de la NASA para el Departamento de Heliofísica, en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), en Greenbelt, Maryland, señala: “Este será el primer eclipse total que abarque todo Estados Unidos desde 1918, y los instrumentos científicos han recorrido un largo camino”.

El evento presenta una oportunidad perfecta para arrojar luz sobre fenómenos como las llamaradas solares y las eyecciones de masa coronal, o CMEs, por su sigla en idioma inglés (nubes de mil millones de toneladas de plasma magnetizado eyectado desde el Sol). Para conocer su dinámica, los investigadores deben estudiar una región del Sol que se revela durante un eclipse: la corona.

“Los telescopios solares pueden crear eclipses artificiales usando discos llamados coronógrafos”, explica Young. “Lamentablemente, los coronógrafos hechos por el hombre también bloquean la corona interna del Sol, donde se originan las erupciones de las CME”.

Por suerte, durante un eclipse total de Sol, la Luna fabrica un coronógrafo mejor. En la totalidad, la corona interna del Sol aparece claramente.

La totalidad dura algunos minutos en cualquier sitio, pero el Experimento Citizen CATE colocará 68 telescopios idénticos en todo el país, por donde pasará el recorrido de la totalidad. Esta red captará 90 minutos de imágenes y mostrará los cambios en la atmósfera solar.

Matt Penn, un astrónomo del Observatorio Solar Nacional (National Solar Observatory, en idioma inglés), en Tucson, Arizona, dice: “Los telescopios serán manejados por una variedad de voluntarios, desde estudiantes de escuelas secundarias hasta científicos jubilados, y todas las posibilidades intermedias de voluntarios”.

Mientras tanto, aviones de la NASA tomarán fotografías del Sol, y una flota de globos viajará cerca del límite del espacio para observar el eclipse. Usted también podrá verlo: el 21 de agosto, se transmitirá en vivo la travesía de los globos en eclipse.stream.live.

“El terreno y las condiciones del tiempo son bastante variados en Estados Unidos, y la sombra de la Luna cambiará levemente el clima de las distintas localidades; en ciertos lugares, se producirán drásticos descensos de temperatura en cuestión de segundos a minutos”.

Young recuerda que todos deben estar protegidos. Se necesitan filtros solares, como las gafas para eclipses, para mirar hacia el Sol de manera directa. Si usted se encuentra en el estrecho trayecto de la totalidad, podrá quitarse el filtro de forma segura cuando la Luna cubra por completo al Sol. Sin embargo, cuando la Luna se corra del centro del disco solar (aunque sea apenas), reaparecerá la cegadora superficie solar y, entonces, usted debería usar nuevamente el filtro. La NASA posee una página en internet que contiene recomendaciones de seguridad: https://eclipse2017.nasa.gov/safety.

Muchas personas desconocen que la órbita de la Luna está girando en espiral lentamente hacia afuera debido a las fuerzas de las mareas. Dentro de alrededor de 600 millones de años, la Luna parecerá demasiado pequeña en el cielo como para cubrir completamente al Sol. Por eso, cada eclipse solar que se produce es una cuenta regresiva para llegar al último.

Young señala: “Vivimos en una época afortunada”.

Para ver la cobertura del eclipse en vivo hecha por la NASA, visite: www.nasa.gov/eclipselive.

Para ver todas las noticias científicas de la NASA, visite: ciencia.nasa.gov.