Publicado: 
06 de marzo de 2016

Encuentro cercano con Júpiter

7 de marzo de 2016:“665 millones de kilómetros” (413 millones de millas) parece ser un laaaargo camino. Pero algo que usted puede ver en marzo podría cambiar lo que piensa sobre eso.

El 8 de marzo de 2016, la Tierra y Júpiter tendrán un encuentro cercano y estarán solamente a 665 millones de kilómetros de distancia. Júpiter se elevará en el Este en la puesta de sol, y se verá tres veces más brillante que Sirio, la estrella más brillante del cielo. El planeta gigante estará “en lo alto toda la noche”, aparecerá directamente por encima nuestro a la medianoche y no se pondrá hasta que el cielo se ilumine con los tonos del crepúsculo, el 9 de marzo.

Los encuentros cercanos entre la Tierra y Júpiter ocurren cada 13 meses, cuando la órbita terrestre se superpone a la órbita de Júpiter en su vuelta alrededor del Sol. Los astrónomos llaman a estos eventos “oposiciones de Júpiter” porque Júpiter y el Sol están en lados opuestos del cielo.

La vista a través de un telescopio común es excelente. Como Júpiter está tan cerca, el disco del planeta se puede ver en gran detalle; y hay mucho para ver. La Gran Mancha Roja, ubicada en el hemisferio sur de Júpiter, es un ciclón más ancho que la Tierra y ha existido durante cientos de años. Es fácilmente reconocible entre los cinturones de nubes del planeta. Las cuatro lunas galileanas de Júpiter son fáciles de encontrar también. Estos son mundos del tamaño de un planeta, con volcanes activos (Io), océanos subterráneos (Europa), vastos campos de cráteres (Calisto) y misteriosos surcos globales (Ganímedes).

A una distancia de 665 millones de kilómetros, Júpiter se verá maravillosamente cerca.

Una nave espacial de la NASA, llamada Juno, está a punto de echarle una mirada aún más de cerca.

Lanzada en agosto de 2011, Juno alcanzará el planeta gigante el 4 de julio de 2016 e ingresará en una órbita elíptica polar que la llevará a apenas 4990 kilómetros (3100 millas) de las nubes de Júpiter en su punto más cercano en su órbita.

Esta proximidad permitirá a los investigadores explorar el interior de Júpiter, el cual ha permanecido oculto por mucho tiempo.

El investigador principal de Juno, Scott Bolton, del Southwest Research Institute (Instituto de Investigaciones del Suroeste, en idioma español), ubicado en San Antonio, Texas, dice: “Nuestro conocimiento de Júpiter es realmente muy superficial. Incluso la Sonda Galileo, de la NASA, que se zambulló en las nubes en 1995, no alcanzó a penetrar ni siquiera el 0,2% del radio de Júpiter”.

Juno levantará el velo sin tener que bucear dentro de las nubes. Bolton explica: “Juno pasará más de un año terrestre en órbita alrededor de Júpiter; más que cualquier otra nave espacial. La trayectoria de vuelo de la sonda cubrirá todas las latitudes y longitudes, permitiéndonos armar un mapa completo del campo gravitatorio y magnético de Júpiter y así investigar las capas interiores del planeta”.

Los investigadores esperan que Juno encuentre algo exótico en el interior del planeta gigante.

Júpiter está formado principalmente de hidrógeno, pero puede ser que solo las capas exteriores se encuentren en estado gaseoso. En su interior, es probable que las altas temperaturas y las presiones aplastantes transformen el gas en una forma exótica de materia conocida como hidrógeno metálico líquido, una forma líquida de hidrógeno parecida al resbaladizo mercurio de los termómetros tradicionales. El potente campo magnético de Júpiter seguramente nace de la acción de dínamo dentro de este vasto reino de líquido conductor de electricidad.

Otros instrumentos ubicados a bordo de Juno buscarán agua en la atmósfera de Júpiter y medirán la estructura de la temperatura de sus nubes, posiblemente resolviendo así misterios relacionados con la formación de Júpiter y su clima extremo.

Por último, pero no menos importante, está la JunoCam, una cámara a color creada siguiendo el modelo de la cámara colocada en el vehículo explorador todo terreno de Marte, llamado Curiosidad. La inmensa mayoría de los objetivos de la JunoCam serán elegidos por el público, quien también procesará los datos.

Bolton dice: “Queremos dar a la gente la oportunidad de participar con la NASA. Se trata de la ciencia ciudadana en su mejor momento”.

Acercándose a las nubes de Júpiter, la JunoCam podrá fotografiar enormes tormentas, poderosas auroras y, por supuesto, fenómenos desconocidos a quemarropa.

Hasta entonces, marque su calendario para el 8 y 9 de marzo, y vea a Júpiter desde su propio patio trasero. Luego comience a hacer una lista de deseos para la JunoCam. Después de todo, es su cámara.

Para obtener más información acerca de la misión Juno, ingrese a: www.nasa.gov/juno

Para obtener más noticias acerca de los misterios de Júpiter, nuestro sistema solar y mucho más, ingrese a: science.nasa.gov.


Créditos y Contactos


Autor: Ferris Molina

Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti