Publicado: 
15 de noviembre de 2015

Mundos dentro de otros mundos: El telescopio Hubble observa a través de las capas de un Neptuno cálido

31 de octubre de 2015:Se dice que no se debe juzgar por las apariencias. Pero, ¿qué se puede decir de eso en relación con los planetas?

Tomemos a Neptuno como ejemplo. Hace muchos años, en especial desde 1989 cuando Voyager 2 sobrevoló Neptuno y midió su campo gravitatorio, que los astrónomos saben que el gigante azul alberga un mundo secreto en su interior. Oculto muy por debajo de las partes superiores de las nubes azuladas yace un núcleo rocoso que no es mucho más grande que la Tierra. ¡Urano también tiene uno! Estos “mundos dentro de otros mundos” podrían tener propiedades exóticas que incluyen océanos abrasadores y lluvias brillantes.

Utilizando el Telescopio Espacial Hubble, de la NASA, astrónomos han descubierto una inmensa nube de hidrógeno que se está evaporando de un planeta llamado GJ 436b, el cual tiene el tamaño de Neptuno. La atmósfera del planeta se está evaporando debido a la extrema radiación que proviene de su estrella madre.

Si tan solo los investigadores pudieran quitar las nubes para poder observar más de cerca...

A alrededor de 30 años luz de distancia, a un planeta de tamaño similar al de Neptuno le están “quitando” algunas de sus capas.

Utilizando el Telescopio Espacial Hubble (Hubble Space Telescope, en idioma inglés), de la NASA, astrónomos han descubierto una inmensa nube de hidrógeno que se está evaporando de un planeta llamado GJ 436b, el cual tiene el tamaño de Neptuno.

“Esta nube es espectacular”, señala el jefe del estudio, David Ehrenreich, del observatorio de la Universidad de Ginebra, en Suiza. “El equipo de investigaciones la ha apodado ‘El Gigante’”.

La atmósfera del planeta se está evaporando debido a la extrema radiación que proviene de su estrella madre (un proceso que podría haber sido todavía más intenso en el pasado).

“La estrella madre, que es una enana roja apenas visible, alguna vez estuvo más activa”, dice Ehrenreich. “Esto significa que la atmósfera del planeta se evaporó más rápidamente durante sus primeros mil millones de años de existencia. En total, estimamos que el planeta puede haber perdido hasta un 10 por ciento de su atmósfera”.

Se considera que GJ 436b es un “Neptuno cálido” debido a su tamaño y porque está mucho más cerca de su estrella madre que lo que Neptuno está de nuestro propio Sol. Orbita a una distancia de menos de 4,8 millones de kilómetros (3 millones de millas) y se desplaza alrededor de la enana roja central en apenas 2,6 días terrestres. A modo de comparación, la Tierra está ubicada a 150 millones de kilómetros (93 millones de millas) del Sol y completa su órbita cada 365,24 días.

Los sistemas como GJ 436b podrían explicar la existencia de las famosas “Súper Tierras Calientes”.

Las “Súper Tierras Calientes” son versiones más grandes y más calientes de nuestro propio planeta. Los telescopios espaciales como Kepler, de la NASA, y CoRoT, dirigido por franceses, han descubierto cientos de ellas orbitando estrellas distantes. La existencia de El Gigante sugiere que las Súper Tierras Calientes podrían ser remanentes de Neptunos cálidos que perdieron por completo sus atmósferas gaseosas porque éstas se evaporaron.

Para encontrar una nube alrededor de GJ 436b fue necesario contar con la visión ultravioleta del telescopio Hubble. La atmósfera de la Tierra bloquea la mayor parte de la luz ultravioleta, de modo que únicamente un telescopio espacial como el Hubble podría llevar a cabo las observaciones cruciales.

“El Gigante no se vería en longitudes de onda visibles porque es ópticamente transparente”, señala Ehrenreich. Por otro lado, es opaco para los rayos UV. “Por lo tanto, cuando se apunta el ocular ultravioleta del telescopio Hubble hacia el sistema, se produce verdaderamente una transformación porque el planeta se convierte en una cosa monstruosa”.

La técnica ultravioleta podría ser un punto de inflexión en los estudios de los exoplanetas, agrega. Ehrenreich espera que los astrónomos encuentren miles de Neptunos cálidos y Súper Tierras en los próximos años. Los astrónomos querrán examinarlos para hallar evidencia de evaporación. Es más, la técnica ultravioleta podría detectar océanos evaporándose en planetas similares a la Tierra, lo que arrojaría más luz sobre los mundos similares al nuestro.

Quizás no se deba juzgar por las apariencias, pero usted puede juzgar un planeta por su Gigante.


Créditos y Contactos


Autor: Ferris Molina

Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti