Publicado: 
27 de noviembre de 2013

El Cometa ISON versus la tormenta solar

24 de noviembre de 2013:En el año 2007, los astrónomos quedaron sorprendidos cuando una tormenta solar azotó al cometa Encke. La nave espacial STEREO (acrónimo en idioma inglés de Solar Terrestrial Relations Observatory u Observatorio de las Relaciones Terrestres y Solares, en idioma español), de la NASA, observó el momento en el cual una CME (coronal mass ejection, en idioma inglés, o eyección de masa coronal, en idioma español) golpeó la cabeza del cometa y arrancó su cola.

Lo mismo podría suceder con el cometa ISON; en verdad, podría ser peor.

image
Una CME azota al cometa Encke en abril de 2007. Reproducir película, Historia completa

El 28 de noviembre, el cometa ISON pasará a través de la atmósfera del Sol; volará a algo más que un millón de kilómetros por encima de la superficie solar. Ese día, se encontrará ~30 veces más cerca del Sol que lo que estuvo el cometa Encke en el año 2007 y tiene más probabilidades de enfrentarse a una feroz tormenta solar.

“En primer lugar”, dice Angelos Vourlidas, del Laboratorio Naval de Investigaciones (Naval Research Lab, en idioma inglés), quien participa en la Campaña de Observación del Cometa ISON (Comet ISON Observing Campaign o CIOC, por su acrónimo en idioma inglés), de la NASA, “el año 2007 estaba cerca del mínimo solar. La actividad del Sol era baja. Ahora, sin embargo, estamos cerca del máximo del ciclo solar y las erupciones son más frecuentes”.

“Realmente me encantaría ver al cometa ISON siendo azotado por una gran CME", señala Karl Battams, quien es un astrónomo del Laboratorio Naval de Investigaciones y que también trabaja para la CIOC. “No dañará al cometa pero nos daría una oportunidad para estudiar las extremas interacciones con su cola”.

Las CME son nubes magnetizadas de plasma que son lanzadas hacia el espacio por las explosiones de las manchas solares. El gas que se encuentra dentro de una CME no es muy denso, de modo que su impacto no destrozaría el núcleo de un cometa. Pero la frágil cola es otro tema. Las colas de los cometas son tan delgadas como las CME mismas, así que las interacciones pueden ser intensas e impredecibles.

Auroras Underfoot (signup)

“La CME que embistió al cometa Encke en el año 2007 fue lenta, y apenas creó un pulso de presión comprimiendo el viento solar que estaba adelante”, destaca Vourlidas. “Fue esta compresión la que causó el desprendimiento de la cola de Encke”.

Él considera que el cometa ISON experimentaría algo más dramático. “Cualquier CME que golpee al cometa ISON cerca del Sol muy probablemente sería más rápida, y daría lugar a una onda de choque con un campo magnético mucho más fuerte. Honestamente, no podemos predecir qué sucederá”.

El cometa ISON ingresó al campo visual del Generador de Imágenes Heliosféricas de la nave STEREO-A el 21 de noviembre. De manera coincidente, el cometa Encke está allí también. En este momento, los dos cometas están siendo bastante aporreados por el viento solar y sus colas se menean hacia adelante y hacia atrás.

splash
El Generador de Imágenes Heliosféricas (Heliospheric Imager, en idioma inglés), ubicado a bordo de la nave espacial STEREO-A, de la NASA, está siguiendo los pasos del cometa ISON a medida que se sumerge en el Sol. En esta película, que abarca un período de dos días (desde el 20 al 22 de noviembre de 2013), el Sol está fuera de la pantalla, a la derecha. Casualmente, el cometa Encke también está presente. Reproducir película, Comentario, en idioma inglés

Si el Sol entra en erupción, la misma CME podría tragar a ambos cometas. Esto convertiría a los dos cometas en sondas solares. Como mangas de viento, tomarían muestras de la tormenta desde los sitios donde se encuentran (muy separados entre sí) y darían a los investigadores una rara vista en 3 dimensiones de la estructura interna de una CME.

El cometa ISON pasará por el ecuador solar el 28 de noviembre, sobre el mismo lado del Sol donde recientemente se apiñó un grupo de manchas solares activas. En otras palabras, dice Battams, “vamos a estar en la ‘zona caliente’ para las CME”.

La flota completa de observatorios solares de la NASA estará mirando cuando ISON de ese gran paso. Esto incluye a las sondas STEREO-A y STEREO-B, así como al Observatorio de Dinámica Solar (Solar Dynamics Observatory, en idioma inglés) y al Observatorio de Heliofísica (Heliophysics Observatory o SOHO, por su acrónimo en idioma inglés), que la NASA maneja junto con la Agencia Espacial Europea. Si una CME golpea al cometa, todas las naves espaciales probablemente vean lo que suceda.

“Sería un territorio bastante nuevo para nosotros”, afirma Battams.

“… y una bonita vista previa de lo que la nave espacial Solar Probe+, de la NASA, podría experimentar cuando se sumerja en el Sol, en la década de 2020”, señala Vourlidas.

¡Manténgase informado!
 

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti