Publicado: 
18 de abril de 2012

La lluvia de meteoros Líridas en 3 dimensiones

18 de abril de 2012: Este fin de semana, científicos de la NASA, así como científicos aficionados y astronautas que viajan a bordo de la Estación Espacial Internacional (EEI, por su sigla en idioma español o ISS, por su sigla en idioma inglés) intentarán tomar la primera fotografía de meteoros en 3 dimensiones, desde la Tierra y también desde el espacio.

"La lluvia anual de meteoros Líridas alcanzará su punto máximo entre el 21 y el 22 de abril", dice Bill Cooke, quien es el jefe de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, de la NASA. "Vamos a intentar fotografiar algunas de estas 'estrellas fugaces' simultáneamente desde estaciones ubicadas en tierra, desde un globo para investigaciones en la estratósfera y desde la estación espacial".

Lyrids (splash)
En este video de ScienceCast se adelanta cómo se observará la lluvia de meteoros Líridas de 2012 para los observadores del cielo aficionados. Haga clic aquí para ver el video.

Los meteoros Líridas provienen del cometa Thatcher. Todos los años, a finales del mes de abril, la Tierra atraviesa una corriente de escombros que provienen del antiguo cometa, la cual ha estado trayendo meteoros Líridas a nuestro planeta durante al menos 2.600 años. Pequeños grumos del polvo de Thatcher golpean la parte superior de la atmósfera a 177.000 kilómetros por hora (110.000 millas por hora) y se desintegran en una ráfaga de meteoros. Casi todos los años, la lluvia produce aproximadamente de 15 a 20 Líridas por hora.

Este es un buen año para observar las Líridas ya que habrá Luna nueva cuando la lluvia alcance su punto máximo. El cielo oscuro favorece su observación, tanto desde la Tierra como desde la órbita de nuestro planeta.

"Aun cuando las Líridas no se destacan por producir una cantidad espectacular de meteoros, la combinación de la Luna nueva con una geometría muy favorable para la observación desde la Estación Espacial Internacional presenta una oportunidad única para tomar imágenes simultáneas de la lluvia de meteoros desde abajo y desde arriba", señala Cooke.

El ingeniero de vuelo de la EEI, Don Pettit, manejará la cámara de la estación espacial.

Lyrids (Don)
El astronauta Don Pettit es un prolífico fotógrafo y escritor. Conozca más experiencias de Don a bordo de la EEI en su blog online.

"Aunque su equipamiento fue diseñado para tareas que no son las de observación de meteoros, Don es un experimentado astrofotógrafo y tenemos mucha confianza en que él maximizará las oportunidades de captar la imagen de una Lírida a 400 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra".

A medida que la Estación Espacial Internacional pase sobre América del Norte en reiteradas oportunidades la noche del 21 de abril, una red de cámaras de todo el cielo (algunas manejadas por astrónomos aficionados y otras por la NASA) grabará la lluvia. En Bishop, California, un grupo de alumnos de escuelas secundarias y primarias lanzarán un globo de helio hacia la estratósfera, el cual flotará a aproximadamente 40 kilómetros por encima de la superficie de la Tierra y transportará una cámara y una grabadora, experimentales y de bajo costo, desarrolladas por la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides, destinadas a captar meteoros.

Como bien saben los astrónomos, para captar la imagen de una flota de meteoros con una sola cámara es necesario tener bastante suerte. Pero captar la imagen de un meteoro con muchas cámaras, algunas de ellas ubicadas sobre plataformas que se mueven a alrededor de 27.360 kilómetros por hora (17.00 millas por hora), esparcidas desde la Tierra hasta la órbita de nuestro planeta, suena más parecido a ganar la lotería.

"En verdad, creemos que las probabilidades son bastante buenas", dice Cooke, quien estima que existe una probabilidad de 1 en 6 de que la EEI y una de las cámaras de cambio amplio ubicadas en tierra capten simultáneamente una imagen.

Si el esfuerzo efectivamente da como resultado imágenes de cualquier Lírida en 3 dimensiones, Cooke planea utilizar las fotografías para poner a prueba ideas y algoritmos destinados a procesar datos reunidos por futuros observatorios de meteoros establecidos en el espacio. “Estamos preparando el terreno para pequeños satélites que algún día podrían ser utilizados con el fin de monitorizar lluvias de meteoros desde la órbita de la Tierra”, explica el científico.

Cooke alienta a los observadores del cielo de todas las latitudes para que estén atentos a los meteoros este sábado a la noche. Las Líridas típicas son casi tan brillantes como las estrellas de la Osa Mayor, de modo que son buenas para los principiantes. Y no es inusual ver una o dos bolas de fuego cuando la lluvia de meteoros alcanza su punto máximo. Un buen momento para observar es durante las horas posteriores a la medianoche, cuando el radiante de la lluvia se levanta hacia su zenit.

A pesar de que la tasa de meteoros Líridas generalmente se limita a 20 por hora, en ciertas ocasiones esa tasa mejora cuando la Tierra se desliza a través de un inusualmente denso grupo de escombros espaciales. En el año 1982, por ejemplo, astrónomos contaron hasta 90 Líridas por hora.

"Una cantidad como esa sería grandiosa para nuestro experimento", afirma Cooke.

Los astrónomos aficionados que deseen ayudar a monitorizar la lluvia de Líridas de 2012 pueden descargar el Contador de Meteoros (Meteor Counter, en idioma inglés) para los teléfonos iPhone. Esta aplicación registra la cantidad de meteoros e informa estos datos a la NASA para posibles análisis.

Asimismo, Cooke y sus colegas se quedarán "levantados toda la noche" del 21 de abril para chatear con el público sobre la lluvia de meteoros. Conéctese a: http://www.nasa.gov/connect/chat/

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: K. Allen
Editora en Español: K. Allen

Más información

Quédese levantado toda la noche con la NASA para ver la lluvia de meteoros Líridas y debatir sobre ella.

Una nueva aplicación ayuda a la NASA a seguir el rastro de meteoroides --Ciencia@NASA

El astrónomo de la NASA Bill Cooke es el jefe de la Oficina de Medio Ambiente de Meteoroides de la NASA