Publicado: 
19 de diciembre de 2014

Curiosity detecta picos en los niveles de metano en Marte

16 de diciembre de 2014: Curiosity (Curiosidad, en idioma español), el vehículo explorador todo terreno de Marte, de propiedad de la NASA, ha medido picos en los niveles de metano que llegaron a ser diez veces más altos que lo registrado anteriormente. El metano es un químico orgánico que se encuentra en la atmósfera que rodea al vehículo explorador, el cual detectó otras moléculas orgánicas en una muestra de polvo de roca que recolectó el taladro del laboratorio robot.

“Este incremento temporal del metano (el cual aumenta abruptamente y luego vuelve a disminuir) nos dice que tiene que haber alguna fuente relativamente localizada”, dijo Sushil Atreya, de la Universidad de Michigan, Ann Arbor, quien también es miembro del equipo científico de Curiosity, el vehículo explorador todo terreno. “Hay muchas fuentes posibles, biológicas o no biológicas, como la interacción del agua y las rocas”.

splash
Esta imagen ilustra posibles maneras en las cuales el metano podría sumarse a la atmósfera de Marte (fuentes) y por las que podría salir de dicha atmósfera (sumideros). Curiosity, el vehículo explorador todo terreno de Marte, de propiedad de la NASA, ha detectado fluctuaciones en la concentración de metano en la atmósfera, lo que implica que ambos tipos de actividad tienen lugar en Marte en la actualidad. Haga clic aquí para acceder a una explicación de cuáles son las fuentes y cuáles son los sumideros. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech/SAM-GSFC/Univ. de Michigan

Los investigadores usaron el laboratorio ubicado a bordo de Curiosity, llamado Laboratorio de Análisis de Muestras en Marte (Sample Analysis at Mars, o SAM, por su acrónimo en idioma inglés), una docena de veces, en un período de 20 meses, con el propósito de rastrear metano en la atmósfera. Durante dos de los meses, a fines de 2013 y comienzos de 2014, cuatro mediciones promediaron las siete partes por mil millones. Antes y después de eso, las lecturas promediaron solamente un décimo de ese nivel.

Curiosity también detectó diferentes químicos orgánicos marcianos en polvo, los cuales se obtuvieron al taladrar una roca apodada “Cumberland”, en lo que representa la primera detección definitiva de materia orgánica en la superficie de Marte. Estos materiales orgánicos podrían haberse formado en Marte o podrían haber sido llevados hasta Marte por los meteoritos.

Las moléculas orgánicas, que contienen carbono y, generalmente, hidrógeno, son bloques químicos fundamentales para que haya vida, aunque pueden existir sin la presencia de la vida. Los hallazgos de Curiosity, a partir del análisis de muestras de la atmósfera y de polvo de rocas, no revelan si Marte alguna vez albergó microbios vivientes, pero los descubrimientos sí arrojan luz sobre un Marte moderno químicamente activo y sobre condiciones favorables para la vida en el antiguo Marte.

splash
sta gráfica muestra un incremento de diez veces en la cantidad de metano de la atmósfera de Marte que rodea a Curiosity, el vehículo explorador todo terrenode Marte, de propiedad de la NASA, tal como se detectó a través de una serie de mediciones que llevó a cabo el instrumento denominado Espectrómetro Láser Sintonizable (Tunable Laser Spectrometer, en idioma inglés), en el laboratorio de Análisis de Muestras en Marte del explorador. Crédito de la imagen: NASA/JPL-Caltech

“Continuaremos trabajando en los acertijos que presentan estos hallazgos”, dijo John Grotzinger, un científico del proyecto Curiosity, en el Instituto de Tecnología de California (California Institute of Technology o Caltech, en idioma inglés), ubicado en Pasadena. “¿Podemos aprender más acerca de la química activa que causa esas fluctuaciones en la cantidad de metano que hay en la atmósfera? ¿Podemos elegir rocas como objetivo donde se han conservado materiales orgánicos identificables?”

Los investigadores trabajaron durante muchos meses con el fin de determinar si algo del material orgánico detectado en la muestra tomada en Cumberland era verdaderamente marciano. El laboratorio SAM, de Curiosity, detectó en varias muestras algunos compuestos orgánicos de carbono que fueron, en verdad, transportados desde la Tierra en el interior del vehículo explorador todo terreno. Sin embargo, ensayos y análisis más exhaustivos hicieron que el equipo tenga ahora más confianza respecto de la detección de materia orgánica marciana.

Auroras Underfoot (signup)

La identificación de los compuestos orgánicos marcianos que puede haber en la roca es complicada debido a la presencia de minerales de perclorato en las rocas y en el suelo de Marte. Al calentarlos en el interior de SAM, los percloratos alteran las estructuras de los compuestos orgánicos; entonces, todavía sigue sin conocerse la identidad del material orgánico marciano que hay en las rocas.

“Esta primera confirmación de la presencia de carbono orgánico en una roca de Marte es más prometedora”, expresó el científico del proyecto Curiosity Roger Summons, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology, en idioma inglés), en Cambridge. “Los compuestos orgánicos son importantes porque nos pueden decir cosas sobre las rutas químicas por las cuales se formaron y se conservaron. A su vez, nos enteramos de las diferencias entre la Tierra y Marte y si los ambientes en particular representados por las rocas sedimentarias del cráter Gale fueron o no más o menos favorables para la acumulación de materiales orgánicos. Ahora, el desafío es hallar otras rocas en el Monte Sharp que podrían tener acumulaciones diferentes y más extensas de compuestos orgánicos”.

Asimismo, los investigadores informaron que el agua marciana que “probó” Curiosity, la cual se alojó en minerales del lecho de un lago en la roca Cumberland hace más de tres mil millones de años, indica que el planeta perdió gran parte de su agua antes de que ese lecho se formara y continuó perdiendo grandes cantidades posteriormente.

SAM analizó los isótopos de hidrógeno de las moléculas de agua que habían estado en el interior de una muestra de roca durante miles de millones de años y que fueron liberados cuando SAM los calentó, lo que proporcionó información sobre la historia del agua marciana. La proporción de un isótopo de hidrógeno más pesado, el deuterio, respecto del isótopo de hidrógeno común puede brindar una pauta para realizar la comparación a través de las diferentes etapas de la historia de un planeta.

“Es verdaderamente interesante que, usando Curiosity, nuestras mediciones de los gases extraídos de las antiguas rocas puedan contarnos sobre la pérdida de agua en Marte”, dijo Paul Mahaffy, quien es el principal investigador con el SAM, en el Centro Goddard para Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, en Greenbelt, Maryland, y también es el principal autor de un informe publicado esta semana en Internet por la revistaScience (Ciencia, en idioma español).

La proporción de deuterio y de hidrógeno ha cambiado porque el hidrógeno, más liviano, escapa de la atmósfera superior de Marte mucho más rápidamente que el deuterio, que es más pesado. Para volver atrás en el tiempo y ver cómo cambió con el paso del tiempo la proporción deuterio/hidrógeno en el agua de Marte, los investigadores pueden observar la proporción en el agua de la atmósfera actual y en el agua atrapada en las rocas en diferentes momentos de la historia del planeta.

Los meteoritos marcianos hallados en la Tierra también brindan cierta información, pero este registro tiene algunas fisuras. Los meteoritos marcianos desconocidos son incluso casi de la misma edad que la roca estudiada en Marte, la cual se formó hace aproximadamente 3.900 millones a 4.600 millones de años, según las mediciones que llevó a cabo Curiosity.

La proporción que Curiosity descubrió en la muestra de Cumberland es aproximadamente la mitad de la proporción hallada en el vapor de agua de la atmósfera actual de Marte, lo que sugiere que la mayor parte de la pérdida de agua del planeta tuvo lugar desde que la roca se formó. No obstante, la proporción medida es aproximadamente tres veces más alta que la proporción de agua original de Marte, tomando como base la suposición de que había una proporción similar a la medida en los océanos de la Tierra. Esto sugiere que gran parte del agua original de Marte se perdió antes de que la roca se formara.

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

Más información, en idioma español e inglés:

Curiosity es uno de los elementos de las actuales investigaciones que la NASA está llevando a cabo sobre Marte, y que ofrece una preparación para una misión con seres humanos a Marte, en la década de 2030. El Caltech dirige el Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), en Pasadena, California, y el JPL dirige las investigaciones científicas que se llevan a cabo con Curiosity, el vehículo explorador todo terreno, para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. Las investigaciones que se realizan con el SAM están dirigidas por Paul Mahaffy, del centro Goddard. Dos de los instrumentos clave de SAM en estos descubrimientos son el Espectrómetro de Masa Cuadrupolar (Quadrupole Mass Spectrometer, en idioma inglés), desarrollado en el centro Goddard, y el Espectrómetro Láser Sintonizable (Tunable Laser Spectrometer, en idioma inglés), desarrollado en el JPL.

Los resultados de la investigación, llevada a cabo con el vehículo explorador todo terreno Curiosity, sobre la detección de metano y la materia orgánica marciana en una roca antigua, se debatieron en una rueda de prensa el martes, en la convención de la Unión Geofísica Estadounidense (American Geophysical Union, en idioma inglés), en San Francisco. Los resultados relacionados con el metano están descriptos en un artículo publicado esta semana en Internet en la revista Science (Ciencia, en idioma español), por el científico de la NASA Chris Webster del JPL, y otros coautores.

Se encuentra pendiente la publicación de un informe sobre la detección de materia orgánica en la roca Cumberland. Dicha publicación fue escrita por la científica de la NASA Caroline Freissenet, del centro Goddard, y otros coautores.

Para obtener copias de los nuevos artículos en Science sobre el metano y el agua en Marte, visite: http://go.nasa.gov/1cbk35X, en idioma inglés.

Para obtener más información sobre Curiosity, visite: http://www.nasa.gov/msly http://mars.jpl.nasa.gov/msl/, en idioma inglés.

Conozca más sobre el viaje a Marte, de la NASA, en: http://www.nasa.gov/content/nasas-journey-to-mars/, en idioma inglés.