Publicado: 
05 de agosto de 2015

Cassini, de la NASA, y VLBA, del NSF, ubican a Saturno con una impresionante precisión

8 de enero de 2015: Científicos han combinado la nave espacial Cassini, de la NASA, con el sistema de radiotelescopios llamado Very Long Baseline Array (VLBA, por su sigla en idioma inglés), de la Fundación Nacional de Ciencia, con el fin de ubicar la posición de Saturno y su familia de lunas con una precisión de aproximadamente 4 kilómetros (2 millas). La medición es alrededor de 50 veces más precisa que las que aportan los telescopios ópticos en tierra. Este logro mejora el conocimiento que tienen los astrónomos de la órbita de Saturno y beneficia tanto a la navegación de las naves espaciales como a las investigaciones físicas básicas.

splash
Investigadores han determinado la ubicación del centro de masa del sistema de Saturno con una precisión de 4 kilómetros (un par de millas), lo que significa que la precisión que alcanzaron mejoró 50 veces. Crédito de la imagen: NASA/JPL/Instituto de Ciencia Espacial (Space Science Institute, en idioma inglés)

El equipo de investigadores utilizó el VLBA (un conjunto gigante de antenas de radiotelescopios ubicadas desde Hawái hasta las Islas Vírgenes) con el fin de ubicar la posición de Cassini cuando orbitó Saturno durante la última década; y lo hizo mediante la señal enviada por el radiotransmisor de la nave espacial. Ellos combinaron estos datos con la información sobre la órbita de Cassini que proporcionó la Red del Espacio Profundo (Deep Space Network, en idioma inglés), de la NASA. Las observaciones combinadas permitieron a los científicos realizar las determinaciones más precisas que se han obtenido hasta el momento de la posición del centro de masa, o baricentro, de Saturno y de sus numerosas lunas.

El equipo que realizó el estudio incluyó a investigadores del Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory, o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Pasadena, California, y del Observatorio Nacional de Radioastronomía (National Radio Astronomy Observatory, o NRAO, por su sigla en idioma inglés), situado en Socorro, Nuevo México. Hoy, los científicos presentan los resultados de su trabajo en la reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense (American Astronomical Society, en idioma inglés), que se llevará a cabo en Seattle.

La nueva medición se pudo concretar gracias a dos factores: la prolongada presencia de Cassini en el sistema de Saturno y la capacidad del VLBA para discernir con extremo detalle. El resultado es una tabla absolutamente mejorada de las posiciones predichas de los objetos en el sistema de Saturno, conocida como efemérides, la cual es una de las herramientas básicas de la astronomía.

Auroras Underfoot (signup)

“Este trabajo es un gran paso para mejorar lo que conocemos de las órbitas de los planetas externos de nuestro sistema solar y las de los planetas internos”, dijo Dayton Jones, del JPL, quien dirigió el estudio.

La información más exacta sobre las posiciones ayudará para que la navegación de naves interplanetarias sea más precisa y colaborará para que se puedan perfeccionar las mediciones de las masas de los objetos del sistema solar. Asimismo, mejorará las predicciones de cuándo Saturno o sus anillos pasarán por enfrente de las estrellas de fondo (eventos que proporcionan a los astrónomos una variedad de oportunidades para realizar investigaciones).

Las mediciones que llevó a cabo el VLBA de la posición de Cassini incluso ayudaron a los científicos que desean realizar pruebas cada vez más rigurosas de la teoría de la relatividad general de Albert Einstein observando pequeños cambios en las posiciones aparentes de los agujeros negros activos, o quásares, cuando Saturno transita delante de ellos en el cielo.

El equipo que se ocupa de la navegación de Cassini, y que está encargado de marcar el curso de la nave espacial alrededor de Saturno, comenzó su tarea utilizando información nueva sobre las posiciones, la cual fue provista por el estudio en curso en el año 2013. La nueva efeméride les permitió diseñar mejores maniobras para la nave espacial, lo que dio como resultado un significativo ahorro en relación con los propulsores. Antes, los navegadores realizaban sus propios cálculos de las posiciones de Saturno y de sus satélites empleando datos recogidos al rastrear la señal de radio de Cassini durante sus comunicaciones con la Tierra. Los nuevos cálculos, mejorados gracias a los datos aportados por el VLBA, son alrededor de 20 veces más precisos.

Jones y sus colegas planean continuar llevando a cabo las observaciones de manera conjunta con Cassini y con el VLBA hasta cuando finalice la misión Cassini, a fines del año 2017. El equipo utilizará técnicas similares con el fin de observar el movimiento de la nave espacial Juno, de la NASA, cuando llegue a Júpiter a mediados del año 2016. Ellos también esperan mejorar el conocimiento de las órbitas de ese planeta gigante.

Créditos y Contactos

Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti