Publicado: 
05 de agosto de 2015

El Observatorio Chandra de Rayos X detecta un enorme destello que proviene del agujero negro súper masivo de la Vía Láctea

6 de enero de 2015: Astrónomos han observado el mayor destello de rayos X que se ha detectado hasta ahora, el cual proviene del agujero negro súper masivo ubicado en el centro de la galaxia Vía Láctea. Este evento, que fue detectado por el Observatorio Chandra de Rayos X (Chandra X-ray Observatory, en idioma inglés), plantea preguntas respecto del comportamiento de este agujero negro gigante y del entorno que lo rodea.

Se estima que el agujero negro súper masivo, ubicado en el centro de nuestra galaxia, al que se ha denominado Sagitario A*, o Sgr A*, contiene alrededor de 4,5 millones de veces la masa de nuestro Sol.

splash
Usando el Observatorio Chandra de Rayos X, astrónomos han detectado el destello de rayos X más grande que se haya observado hasta la actualidad, el cual emanó de un agujero negro súper masivo ubicado en el centro de la Vía Láctea. Este evento fue 400 veces más brillante que las erupciones usuales de rayos X que emanan del agujero negro. Crédito: NASA/CXC/Universidad de Noroeste (Northwestern University)/D. Haggard y colaboradores. Crédito de la imagen: NASA/CXC/Stanford/I. Zhuravleva y colaboradores.

Astrónomos realizaron el inesperado descubrimiento mientras se encontraban utilizando el observatorio Chandra para conocer cómo reaccionaría Sgr A* ante una nube de gas cercana, conocida como G2.

La investigadora principal Daryl Haggard, de Amherst College, en Massachusetts, expresó: “Lamentablemente, la nube de gas G2 no produjo los fuegos artificiales que estábamos esperando cuando se acercó a Sgr A*. Sin embargo, la naturaleza con frecuencia nos sorprende, y vimos algo más, que fue realmente emocionante”.

Auroras Underfoot (signup)

El 14 de septiembre del año 2013, Haggard y su equipo detectaron un destello de rayos X que provenía de Sgr A*, el cual resultó ser 400 veces más brillante que en su estado de calma habitual. Este “mega destello” fue casi tres veces más brillante que el destello de rayos X más brillante de esa zona observado hasta ese momento. Después de que Sgr A* se calmó, el 20 de octubre de 2014, Chandra observó otro gran destello de rayos X que fue 200 veces más brillante de lo normal.

Los astrónomos estiman que el máximo acercamiento de G2 al agujero negro tuvo lugar durante la primavera de 2014, a alrededor de 24.000 millones de kilómetros (15 mil millones de millas). El destello que observó Chandra en septiembre de 2013 estuvo aproximadamente cien veces más cerca del agujero negro, lo que hace que sea poco probable que el evento esté relacionado con G2.

Los investigadores tienen dos teorías principales sobre lo que causó que Sgr A* experimentara esta erupción extrema. La primera es que un asteroide se acercó demasiado al agujero súper masivo y fue destrozado por la gravedad. Los escombros de dicha destrucción ocasionada por la marea se tornaron muy calientes y produjeron rayos X antes de desaparecer para siempre por el punto de no retorno del agujero negro, también conocido como el horizonte de sucesos.

“Si un asteroide fuera destrozado, giraría alrededor del agujero negro durante un par de horas (como lo hace el agua que se mueve en círculos alrededor de un desagüe) antes de caer”, dijo el coautor Fred Baganoff, del Instituto de Tecnología de Massachusetts (Massachusetts Institute of Technology, en idioma inglés), ubicado en Cambridge, Massachusetts. “Eso es lo que vimos que duró el destello de rayos X más brillante, de modo que es una pista intrigante para considerar”.

Si esta teoría se sostiene, significa que los astrónomos pueden haber encontrado evidencia del asteroide más grande que haya producido un destello de rayos X después de ser destrozado por Sgr A*.

Una segunda teoría establece que las líneas del campo magnético en el interior del gas que fluye hacia Sgr A* podrían ser comprimidas y podrían enredarse. Estas líneas del campo pueden, en ciertas ocasiones, reconfigurarse y producir un brillante estallido de rayos X. Estos tipos de destellos magnéticos se pueden ver en el Sol, y los destellos de Sgr A* tienen patrones similares de intensidad.

“En resumen, el jurado todavía está deliberando respecto de qué es lo que está causando estos destellos gigantes que emanan de Sgr A*”, dijo el coautor Gabriele Ponti, del Instituto Max Planck de Astrofísica (Max Planck Institute for Astrophysics, en idioma inglés), ubicado en Garching, Alemania. “Estos eventos tan raros y extremos nos brindan una oportunidad única de usar un simple flujo de materia en caída para comprender la física de uno de los objetos más extraños de nuestra galaxia”.

Además de los destellos gigantes, la campaña de observación de una G2 que se llevó a cabo utilizando el Observatorio Chandra también reunió más datos sobre una magnetoestrella (magnetar): una estrella de neutrones con un potente campo magnético, ubicada cerca de Sgr A*. Esta magnetoestrella está experimentando un largo destello de rayos X y los datos proporcionados por Chandra están permitiendo a los astrónomos tener un mejor entendimiento de este inusual objeto.

Créditos y Contactos

Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

Más información:

Estos resultados fueron presentados en la 225ta. Reunión de la Sociedad Astronómica Estadounidense, que se celebró en Seattle. El Centro Marshall para Vuelos Espaciales (Marshall Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, con sede en Huntsville, Alabama, dirige el programa Chandra para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. El Observatorio Astrofísico Smithoniano, en Cambridge, Massachusetts, controla las operaciones científicas y las operaciones de vuelo del observatorio Chandra.

La NASA está explorando nuestro sistema solar y más allá de él con el fin de entender el universo y de conocer cuál es nuestro lugar en él. La entidad tiene como objetivo descubrir los secretos de nuestro universo, así como sus orígenes y evolución, y buscar vida entre las estrellas.