Publicado: 
15 de septiembre de 2020

El ciclo solar 25 ya está aquí

ig_maxmin.jpg
Esta imagen dividida muestra la diferencia entre un Sol activo durante el máximo solar (a la izquierda, captado en abril de 2014) y un Sol tranquilo durante el mínimo solar (a la derecha, captado en diciembre de 2019). Diciembre de 2019 marca el comienzo del ciclo solar 25, y la actividad del Sol aumentará una vez más hasta el máximo solar, previsto para 2025. Créditos: NASA / SDO


El ciclo solar 25 ha empezado. En una rueda de prensa del 15 de septiembre de 2020, expertos de la NASA y la Oficina Nacional de Administración Oceánica y Atmosférica (NOAA, por sus siglas en inglés) discutieron sus análisis y predicciones sobre el nuevo ciclo solar y cómo el próximo repunte de la meteorología espacial afectará nuestras vidas y tecnología en la Tierra, así como a los astronautas en espacio.

El Panel de Predicción del Ciclo Solar 25, un grupo internacional de expertos copatrocinado por la NASA y la NOAA, anunció el 15 de septiembre que el mínimo solar se dio en diciembre de 2019, marcando el inicio de un nuevo ciclo solar. Debido a que nuestra estrella es tan variable, pueden pasar meses después del hecho para declarar el mínimo solar. Los científicos usan manchas solares para rastrear el progreso del ciclo solar; las manchas oscuras en el Sol están asociadas con la actividad solar, a menudo como el punto de origen de explosiones gigantes (tales como erupciones solares o eyecciones de masa coronal) que pueden arrojar luz, energía, y material solar hacia el espacio.

“A medida que salimos del mínimo solar y nos acercamos al máximo del ciclo 25, es importante recordar que la actividad solar nunca se detiene; cambia de forma a medida que oscila el péndulo ”, dijo Lika Guhathakurta, científica solar de la División de Heliofísica en la sede de la NASA en Washington, DC.

La NASA y la NOAA, junto con el Organismo Federal de Gestión de Emergencias (FEMA por sus siglas en inglés) y otras agencias y departamentos federales, colaboran en la Estrategia y plan de acción nacional de meteorología espacial para mejorar la preparación en materia de meteorología espacial y proteger a la nación de los peligros del clima espacial. La NOAA proporciona predicciones meteorológicas espaciales y satélites para vigilar la meteorología espacial en tiempo real; la NASA es el brazo de investigación de la nación, que ayuda a mejorar nuestra comprensión del espacio cercano a la Tierra y, en última instancia, mejorar nuestros modelos de predicción.

Las predicciones meteorológicas espaciales también son fundamentales para asistir a las naves espaciales y los astronautas del programa Artemis. El estudio de este entorno espacial es el primer paso para comprender y mitigar la exposición a la radiación espacial. Las dos primeras investigaciones científicas que se realizarán desde  Gateway, el portal en órbita lunar, estudiarán el clima espacial y vigilarán el entorno de radiación del Sol. Los científicos están desarrollando modelos predictivos para que un día puedan pronosticar el clima espacial al igual que los meteorólogos pronostican el tiempo en la Tierra. 

"No hay mal tiempo, sólo mala preparación", dijo Jake Bleacher, el científico jefe de la Dirección de Misiones de Exploración Humana y Operaciones de la NASA en la Sede. "La meteorología espacial es lo que es, nuestro trabajo es prepararnos."

Comprender los ciclos del Sol es una parte de esa preparación. Para determinar el inicio de un nuevo ciclo solar, el panel de predicción consultó los datos mensuales sobre manchas solares del Centro mundial de datos para el índice de manchas solares y observaciones solares a largo plazo, ubicado en el Real Observatorio de Bélgica en Bruselas, que monitorea las manchas solares y señala los altibajos del ciclo solar.

"Llevamos un registro detallado de las pequeñas manchas solares que marcan el inicio y el surgimiento del nuevo ciclo", dijo  Frédéric Clette, director del centro y uno de los panelistas de predicción. "Estos son los diminutos heraldos de futuros fuegos artificiales solares gigantes. Es sólo mediante el seguimiento de la tendencia general durante muchos meses que podemos determinar el punto de inflexión entre dos ciclos."

Con el mínimo solar en el pasado, los científicos ahora esperan que la actividad del Sol aumente hacia el próximo máximo previsto en julio de 2025. Doug Biesecker - copresidente del panel de predicción y físico solar en el Centro de Predicción Meteorológica Espacial (SWPC por sus siglas en inglés) de la NOAA en Boulder, Colorado, dijo que se anticipa que el ciclo solar 25 tenga una intensidad similar al último ciclo solar, que fue un ciclo por debajo del promedio, pero aún así no exento de riesgos.

"Sólo porque es un ciclo solar por debajo del promedio, no significa que no haya riesgo de clima espacial extremo", dijo Biesecker. "El impacto del Sol en nuestras vidas diarias es real y está ahí. SWPC cuenta con personal las 24 horas del día, siete días a la semana y 365 días al año porque el Sol siempre está activo."

Elsayed Talaat, director de la Oficina de proyectos, planificación y análisis para el programa de satélites de la NOAA, describió el progreso de la nación en los últimos años y los próximos proyectos en desarrollo, incluyendo el observatorio Space Weather Follow-On L-1 de la NOAA, que se lanzará en 2024 antes del pico previsto del ciclo solar 25.

"Así como el Servicio Meteorológico Nacional de la NOAA nos convierte en una nación preparada para el clima, aspiramos a ser una nación preparada para el clima espacial", dijo Talaat. "Este es un esfuerzo que abarca 24 agencias en todo el gobierno, y que ha transformado el clima espacial desde una perspectiva de investigación al conocimiento operacional."

Más información: Una guía sobre el ciclo solar y el clima espacial (NOAA)

Escrito por Lina Tran, Centro de Vuelo Espacial Goddard de la NASA

Versión en inglés