Skip to Main Content

Un Meteorito Golpea la Luna

Pin it

Un Meteorito Golpea la Luna

Astrónomos de la NASA logran captar imágenes de un meteorito al chocar contra la Luna

NASA

Enlace para la versión en audioEscuche esta historia, ya sea vía transmisión continua de audio o descargando este archivo de audio a su computador. O bien haga un clic aquí para obtener ayuda.

Junio 13, 2006: Hay un nuevo cráter en la Luna. Mide aproximadamente 14 metros de ancho, tiene unos tres metros de profundidad y tiene una edad exacta de un mes y quince días.

Un grupo de astrónomos de NASA lo vió formarse: "El 2 de mayo del 2006, un meteorito chocó contra el Mar de las Nubes (Mare Nubium) en la Luna, liberando unos 17 mil millones de joules de energía cinética —lo cual equivale aproximadamente a 4 toneladas de dinamita", dice Bill Cooke, jefe de la Oficina de Estudios sobre Meteoritos (Meteoroid Environment Office) de la NASA, en Huntsville, Alabama. "El impacto creó una brillante bola de fuego, que grabamos en video usando un telescopio de 10 pulgadas".

Los impactos lunares son algo ya conocido —"hay material golpeando la Luna todo el tiempo", hace notar Cooke— pero hasta el momento, esta es la mejor grabación de una explosión en vivo que se ha obtenido:

ver leyenda

Arriba: Un meteorito golpea la Luna el 2 de mayo del 2006; el video fue logrado por los ingenieros Heather McNamara y Danielle Moser del Centro Marshall de Vuelos Espaciales. [Video ampliado] [leyendas]

El video se muestra aquí en cámara lenta, 7 veces menos rápido de lo normal; de otra manera la explosión sería casi invisible para el ojo humano. "La duración de la bola de fuego fué de apenas cuatro décimas de segundo", dice Cooke. "Un estudiante miembro de nuestro equipo, Nick Hollon de la Universidad de Villanova, detectó el destello".

Tomando en cuenta la duración del destello y su brillo (magnitud 7), Cooke logró calcular la energía del impacto y las dimensiones del cráter resultante, así como el tamaño y velocidad del meteorito. "Fué una roca espacial de apenas unos 25 centímetros (10 pulgadas) de ancho, que viajaba a unos 38 km por segundo (85.000 millas por hora)", dice.

Imagen de Subscripción
Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS

Si una roca como esa golpeara la Tierra, nunca llegaría al suelo. "La atmósfera terrestre nos proteje", explica Cooke. "Un meteorito de 25 cm se desintegraría al contacto con el aire, generando una bola de fuego espectacular en el cielo, pero no un cráter". La Luna es diferente. Al no tener atmósfera, está totalmente expuesta a los meteoritos. Aún los más pequeños pueden causar explosiones espectaculares, esparciendo residuos a mucha distancia del impacto.

De acuerdo con la Visión para la Exploración Espacial, la NASA pronto estará enviando astronautas de regreso a la Luna. ¿Podrían acaso estos meteoritos causar un problema?

"Eso es lo que estamos tratando de averiguar", dice Cooke. "Nadie sabe con certeza cuántos meteoritos golpean la Luna cada día. Monitoreando los destellos, podemos saber qué tan seguido ocurren estas colisiones y qué tanto daño causan a nuestro satélite".

El trabajo va progresando. Usando un telescopio computarizado, construido por Rob Suggs y Wesley Swift del Centro Marshall de Vuelos Espaciales, el grupo de Cooke está monitoreando el lado oscuro de la Luna "hasta diez noches por mes, cuando la fase lunar se encuentra entre 15 y 50%".

see captionDurante una prueba del telescopio el pasado 7 de noviembre, Suggs y Swift grabaron una explosión, durante su primera noche de observaciones. Un trozo residual del cometa Encke golpeó la planicie del Mar de las Lluvias (Mare Imbrium), formando un cráter de casi 3 metros de ancho.

Derecha: la curva de luz de la explosión del 2 de mayo en el Mar de las Lluvias. [Imagen ampliada]

Con el comienzo de un monitoreo más seguido, el grupo de Cooke ya detectó un segundo impacto, el evento del 2 de mayo, después de solo 20 horas de observaciones. Esta vez, creen ellos, el proyectil fué un meteorito ocasional, un "esporádico", que no provenía de ningún cometa o asteroide en particular.

"Tuvimos un buen comienzo", dice Cooke, pero aún queda mucho trabajo por hacer. A él le gustaría observar durante todo el año, viendo la Luna conforme esta pasa por corrientes conocidas de meteoritos. "Esto ayudaría a establecer una buena base estadística para nuestros planes [actividades en la Luna]".

¿Es seguro hacer una caminata lunar durante una lluvia de meteoritos? ¿Cuánta protección se necesita en los habitats lunares? ¿Tiene la Luna sus propias lluvias de meteoritos, desconocidas para la Tierra?

Espere las respuestas en un destello.

Más Información (en inglés y español)

El Cielo cae a Pedazos —(Ciencia@NASA) Investigadores de la NASA analizan antiguos datos sísmicos del Apolo para determinar los efectos del impacto de meteoritos lunares.

Explosión en la Luna —(Ciencia@NASA) Un pedazo del Cometa Encke golpeó el Mar de las Lluvias; la explosión fue vista desde la Tierra.

Sección Lunar del A.L.P.O.: Búsqueda de Impactos de Meteoritos —Los destellos de meteoritos en la Luna son visibles a través de telescopios portátiles. La Asociación de Observadores de la Luna y los Planetas (en inglés A.L.P.O. por las siglas de Association of Lunar and Planetary Observers) ayuda a los astrónomos aficionados a participar en la caza de meteoritos.

La Visión de la NASA para la Exploración Espacial.


Únase a nuestra creciente lista de suscriptores —anótese para recibir nuestro servicio de entrega inmediata de noticias científicas— y ¡reciba un mensaje de correo electrónico cada vez que publiquemos un nuevo artículo!
Más Joe Cool dice: 
Lea más Noticias de NASA Noticias

FIN
Créditos y Contactos

Autor: Dr. Tony Phillips
Funcionario Responsable de NASA: John M. Horack
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Curador: Bryan Walls


Relaciones con los Medios: Steve Roy
Traducción al Español: Carlos Román
Editor en Español: Héctor Medina
El Directorio de Ciencias del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA patrocina el Portal de Internet de Science@NASA que incluye a Ciencia@NASA. La misión de Ciencia@NASA es ayudar al público a entender cuán emocionantes son las investigaciones que se realizan en la NASA y colaborar con los científicos en su labor de difusión.