Skip to Main Content

Grietas en el Escudo Magnético de la Tierra

Pin it

Grietas en el Escudo Magnético de la Tierra

Inmensas grietas en el escudo magnético de nuestro planeta permanecen abiertas por horas, permitiendo al viento solar infiltrarse y provocar tormentas espaciales

NASA

Diciembre 3, 2003: La Tierra está rodeada de un campo de fuerza magnética -- una burbuja espacial llamada "magnetosfera", de decenas de miles de kilómetros de ancho. A pesar de que mucha gente no sabe que existe, la magnetosfera es bien conocida. Es una parte lejana del mismo campo magnético planetario que desvía las agujas de las brújulas en la superficie de la Tierra. Y es importante. La magnetosfera actúa como un escudo que nos protege de las tormentas solares.

Sin embargo, según nuevas observaciones de la nave espacial IMAGE de la NASA y el grupo de satélites Cúmulo (Cluster satelites) con los que trabajan en forma conjunta la NASA y la Agencia Espacial Europea, a veces surgen grietas inmensas en la magnetosfera terrestre y permanecen abiertas por horas. Esto permite que el viento solar penetre y produzca tormentas espaciales.

ver leyenda

Arriba: Representación artística del satélite IMAGE de la NASA sobrevolando una 'grieta' en el campo magnético de la Tierra. [más información]

"Hemos descubierto que nuestro escudo magnético está expuesto a corrientes de aire, como una casa con una ventana abierta durante una tormenta", dice Harald Frey de la Universidad de California, Berkeley, autor principal del artículo sobre esta investigación publicado el 4 de diciembre en la revista Nature. "La casa desvía la mayor parte de la tormenta, pero el almohadón se arruina. En forma similar, nuestro escudo magnético soporta la parte más perjudicial de las tormentas espaciales, pero algo de la energía se desliza a través de las grietas, a veces lo suficiente para ocasionar problemas con los satélites, la comunicación por radio y los sistemas de energía eléctrica".

Imagen de Subscripción
Anótese aquí para recibir nuestro servicio de ENTREGA INMEDIATA DE NOTICIAS CIENTÍFICAS
"Ahora sabemos que las grietas permanecen abiertas durantes largos períodos, y ese conocimiento lo podemos incorporar a nuestros modelos computarizados de pronóstico de tiempo espacial, a fin de predecir con mayor precisión la influencia de los eventos violentos del Sol en nuestro clima espacial", agrega Tai Phan, también de Berkeley, coautor del artículo publicado en la revista científica Nature.

El viento solar es un chorro rápido de partículas cargadas eléctricamente (electrones e iones) que el Sol expulsa constantemente. El viento puede ser fuerte durante los eventos solares violentos, como las eyecciones de masa coronal (EMCs), que pueden disparar mil millones de toneladas de gas electrificado al espacio, a millones de kilómetros por hora.

La magnetosfera terrestre generalmente hace un buen trabajo de desvío de partículas y campos magnéticos entrelazados y transportados por las EMCs. De todas formas, las tormentas espaciales y sus impresionantes efectos, como las auroras que iluminan el cielo sobre las regiones polares con más de cien millones de vatios de potencia, han indicado durante largo tiempo que el escudo no es impenetrable.

ver leyenda En 1961, Jim Dungey, del Imperial College del Reino Unido, predijo que las grietas podrían formarse en el escudo magnético cuando el viento solar contenía un campo magnético orientado en dirección opuesta a una porción del campo terrestre. En estas regiones, los dos campos magnéticos se interconectarían por medio de un proceso conocido como "reconexión magnética", formando una grieta en el escudo por medio de la cual las partículas cargadas eléctricamente del viento solar podrían filtrarse.

Izquierda: Representación artística de una reconexión magnética. Las líneas marrones-amarillentas representan líneas de fuerza magnética. El punto brillante es donde los campos magnéticos de direcciones opuestas están haciendo contacto y "reconectándose".

En 1979, Goetz Paschmann del Instituto Max Planck de Física Extraterrestre en Alemania detectó las grietas utilizando la nave Explorador Internacional del Sol y la Tierra (en inglés International Sun Earth Explorer ó ISEE). Sin embargo, debido a que esta nave sólo permaneció un breve tiempo sobre las grietas durante su órbita, no se llegó a conocer si las grietas eran rasgos temporales o si permanecían estables por largos períodos.

En nuevas observaciones, el Satélite de Imagen para la Exploración Global de la Aurora a la Magnetopausa (en inglés Imager for Magnetopause to Aurora Global Exploration - IMAGE) reveló un área casi del tamaño de California en la atmósfera superior del ártico donde una "aurora protónica" de 75 megavatios brilló por horas. Una aurora protónica es una clase de Luz Boreal causada por fuertes iones solares que golpean la atmósfera superior de la Tierra, haciendo que ésta emita luz ultravioleta -- invisible al ojo humano pero perceptible por medio del Detector de Rayos Ultravioleta Lejanos (Far Ultraviolet Imager) del satélite IMAGE. Mientras IMAGE registraba esta aurora, el grupo de 4 satélites volaba muy por encima de IMAGE, directamente a través de la grieta y detectó los iones del viento solar que la traspasaban.

Abajo: Representación artística del grupo de cuatro satélites cerca de un chorro de iones solares que se filtran en una grieta en la magnetosfera. [más información]

ver leyenda Esta corriente de iones de viento solar bombardeó nuestra atmósfera precisamente en la misma región donde IMAGE vio la aurora protónica. El hecho de que IMAGE fuera capaz de ver la aurora protónica durante más de 9 horas implica que la grieta permaneció abierta continuamente. Los investigadores estiman que la grieta era el doble del tamaño de la Tierra en el límite de nuestro escudo magnético -- aproximadamente 60.000 km (38.000 millas) por encima de la superficie del planeta. Debido a que el campo magnético converge al entrar a la Tierra en las regiones polares, la grieta se reduce a aproximadamente el tamaño de California cerca de la alta atmósfera.

Afortunadamente, estas grietas no exponen la superficie de la Tierra al viento solar. Nuestra atmósfera nos protege aún cuando nuestro campo magnético no lo hace. Los efectos de las tormentas solares se sienten principalmente en la alta atmósfera y en la región del espacio alrededor de la Tierra donde orbitan los satélites.

Manténgase sintonizado a fines de esta semana para leer la continuación de esta historia en Ciencia@NASA sobre cómo las grietas magnéticas recientemente han originado hermosas auroras -- un fenómeno de la alta atmósfera -- en lugares inesperados.

Más Información (en inglés y español)

El satéliteIMAGE fué lanzado al espacio el 25 de marzo del 2000 para proporcionar una visión completa del espacio que rodea a la Tierra bajo la influencia del campo magnético terrestre. Los satélites Cúmulo (Cluster satellites), construidos por la ESA y lanzados el 16 de julio de 2000 están creando un mapa tridimensional del campo magnético de la Tierra. Haga clic aquí para ver imágenes, animaciones y obtener más información.

El Sol Enloquece -- (Ciencia@NASA) El máximo solar terminó hace años, pero ahora el Sol ha vuelto a ser bastante activo. ¿Se ha roto el ciclo de manchas solares?

Supertormenta Solar -- (Ciencia@NASA) Los científicos están comenzando a comprender la histórica tormenta solar de 1859.

SpaceWeather.com -- información actualizada sobre la actividad solar y las auroras.

Centro de Ambientes Espaciales (Space Environment Center) del NOAA-- fuente oficial del gobierno de los Estados Unidos sobre datos y pronósticos del clima espacial.


Únase a nuestra creciente lista de suscriptores -- anótese para recibir nuestro servicio de entrega inmediata de noticias científicas -- y ¡reciba un mensaje de correo electrónico cada vez que publiquemos un nuevo artículo!
Más Joe Cool dice:
 Lea más Noticias de NASA Noticias

FIN
Créditos y Contactos

Fuente: Nota de Prensa de la NASA
Funcionario Responsable de NASA: John M. Horack
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Curador: Bryan Walls


Relaciones con los Medios: Steve Roy Traducción al Español: Luciana Andrin/Carlos Román
Editor en Español: Héctor Medina
El Directorio de Ciencias del Centro Marshall para Vuelos Espaciales de la NASA patrocina el Portal de Internet de Science@NASA que incluye a Ciencia@NASA. La misión de Ciencia@NASA es ayudar al público a entender cuán emocionantes son las investigaciones que se realizan en la NASA y colaborar con los científicos en su labor de difusión.