Skip to Main Content

Detector Espacial de Incendios

Pin it

Detector Espacial de Incendios

Un nuevo programa de la NASA provee a los bomberos con imágenes satelitales diarias, con el fin de ayudarlos a controlar incendios forestales en la Tierra.

NASA

Ver leyenda 21 de agosto, 2001 -- Nuevamente estamos en temporada de incendios en los Estados Unidos. El clima seco y caluroso de agosto ha encendido las llamas en al menos 10 estados, donde los incendios forestales consumen cientos de miles de acres (1 acre = 0.40468 hectáreas).

Podemos estar seguros que en los últimos días, más de algún bombero, agotado en su lucha contra el fuego, ha mirado hacia los cielos esperando ayuda. La mayoría, suponemos, están pensando en lluvia o una brisa fresca.

La NASA -- al menos por el momento -- no puede prestar este tipo de ayuda, pero hay algo allá arriba que sí puede colaborar: un nuevo sensor orbital, capaz de detectar el calor de los incendios y ayudar a los bomberos a planificar sus acometidas contra el inferno.

Arriba: Los incendios forestales se ven claramente desde las alturas de la órbita terrestre. Además de las columnas de humo, los sensores instalados en los satélites que se utilizan para este proyecto, pueden "ver" el calor infrarrojo emitido por las propias llamas -- que se puede apreciar en esta imagen del Estado de Washington, del 18 de agosto, como zonas rojas. [Haga clic en la imagen para ampliarla] Imagen, cortesía del proyecto MUDI de la NASA.

El sensor, llamado MODIS (abreviado de Moderate Resolution Imaging Spectroradiometer, en inglés), viaja a bordo del satélite Terra de la NASA, y "ve" las radiaciones infrarrojas emitidas por los incendios allá abajo, en la superficie del planeta. La información del MODIS puede ser transformada rápidamente en "Mapas Activos de Incendios", que muestran donde están activos los incendios de bosques y hacia donde se mueven -- información muy apreciada por los estrategas de la lucha contra el fuego.

subscription image
Para recibir Noticias Científicas de Actualidad, Suscríbase Aqu
"Los Mapas Activos de Incendios ofrecen la posibilidad de comprender el 'gran escenario' cuando se trata de tomar decisiones para distribuir los recursos," dice Alice Forbes, directora delegada de Operaciones de Aviación e Incendios del Centro Nacional Interagencias de Incendios (National Interagency Fire Center).

"Los mapas pueden, además, ayudar a que el público comprenda donde están los incendios," agregó Forbes. Cualquier persona puede ver los últimos mapas generados por el proyecto, apuntando con su programa de búsqueda a la página de Internet del Centro de Utilización de Sensores Remotos del Servicio Forestal del Departamento de Agricultura de Estados Unidos (Forest Service's Remote Sensing Application Center from the United States Departament of Agriculture - USDA, en inglés).

NASA, la Administración Nacional Oceánica y Atmosférica (National Oceanic and Atmospheric Administration - NOAA, en inglés), la Universidad De Maryland (University Of Maryland), y el Servicio Forestal (Forest Service) de Estados Unidos, trabajan juntos para entregar estos Mapas Activos de Incendios, allí donde más se necesitan -- en las manos de los bomberos. El programa de colaboración, llamado el Sistema de Respuesta Rápida , ya está en marcha. Los bomberos, utilizando la Internet, pueden tener acceso a la información algunas horas después del sobrevuelo del Terra. En octubre del 2001, una vez que el Servicio Forestal termine su nueva estación de recepción de información satelital, en Utah, la demora será de apenas unos escasos minutos.

Abajo: Este Mapa Activo de Incendios del 19 de agosto señala aproximadamente la misma área de la imagen de luz visible de arriba. El color amarillo indica áreas quemadas y el rojo denota incendios activos. (Notar que los textos también están en rojo.) Haga clic en la imagen para obtener una imagen ampliada. Imágenes cortesía del Servicio Forestal. [Más información, en inglés]

Ver leyenda"Este Sistema de Respuesta Rápida es algo muy nuevo," destaca Chris Justice, un profesor de la Universidad De Maryland que colaboró a impulsar el programa. "Luego creció como resultado de la temporada de grandes incendios que tuvimos en el Oeste de Estados Unidos el año pasado -- que fue la peor desde 1910 -- y de la necesidad de tener información actualizada."

Wei Min Hao, un científico superior del Servicio Forestal que también ayudó a organizar este proyecto, dice: "La información satelital puede jugar un rol muy importante, especialmente si hay mucho humo y no podemos enviar un avión de reconocimiento a analizar los incendios debido a la poca visibilidad."

El satélite Terra, que lleva el MODIS, gira alrededor de la Tierra pasando sobre los polos, en una órbita que permite al sensor obtener diariamente imágenes de la mayor parte de la superficie de nuestro planeta. La órbita polar mantiene al Terra constantemente alineado con el Sol, de tal manera que todos los días pasa sobre cada lugar casi a la misma hora local -- cerca de las 10:30 a.m.

No debe preocuparnos, sin embargo, esta intrusión en nuestra vida privada. Cada pixel de una imagen del MODIS cubre entre 250 y 1000 metros cuadrados en el suelo (dependiendo de la frecuencia de la luz utilizada), por lo que sólo son visibles los detalles de mayor tamaño. Esta resolución es la adecuada para obtener mapas aproximados de los grandes incendios -- un pixel de 1000 metros cuadrados, cubre aproximadamente 250 acres, y un incendio forestal quema generalmente decenas de miles de acres al mismo tiempo.

Debido a la baja resolución del MODIS, los Mapas Activos de Incendios serán usados para plantear estrategias generales, y no para tomar decisiones sobre las tácticas en el terreno. Las decisiones tácticas necesitan de fotografías aéreas más detalladas o de las imágenes de satélites como el Landsat, que tiene pixels con tamaños de entre 15 y 30 metros.

Podría ser que, por ejemplo, quisiéramos seguir la marcha de un incendio en áreas silvestres, pero no necesitamos gastar mucho dinero y tiempo, solicitando que un avión nos detalle estos sitios de una forma tan precisa como sería el caso con un incendio que está cerca de un área urbana," dice Tom Bobbe, director de un centro del Servicio Forestal.

Ver leyendaDerecha: La formidable fuerza destructiva de los incendios forestales resulta evidente en esta fotografía, tomada por John McColgan, de la Oficina de Administración de Tierras del Servicio de Incendios de Alaska (Bureau of Land Management, Alaska Fire Service). Imagen cortesía del Grupo de Manejo de Incidentes del Tipo I de Alaska (Alaskan Type I Incident Management Team).

Cuando el MODIS mira hacia abajo, capta tanto la luz visible -- la luz que el ojo humano puede ver -- como la radiación térmica infrarroja (IR) emitida por los objetos calientes (que el ojo humano no ve). En otras palabras, puede detectar el humo y el fuego. Incluso, el MODIS puede captar no sólo si el suelo está caliente, sino cuán caliente.

"Estamos desarrollando una capacidad única para indicar la intensidad del incendio. Podemos medir, dentro de un límite razonable, algo de su nivel de temperatura incluso a través del humo que se interpone," dice Vince Salomonson, el líder del equipo científico del MODIS en el Centro Goddard de Vuelos Espaciales (Goddard Space Flight Center).

Incluso, una vez que estos calurosos incendios han sido finalmente extinguidos, ¡MODIS todavía sigue siendo útil!

Al ojo humano, el bosque sano aparece verde, mientras que las áreas calcinadas después de un incendio se ven negras. Pero MODIS ve mucho más que simples "verdes" o "negros." MODIS es un espectrómetro - que capta muchos colores que van desde los visible hasta los sectores infrarojos del espectro electromagnético. Cuando la luz -- nos referimos tanto a la luz visible como a la radiación IR -- es reflejada por los árboles u otros objetos, las moléculas existentes en las superficies de estos objetos, dejan su "huella digital" impresa en el espectro reflejado.

Estudiando estos espectros, los administradores de bosques pueden seguir la recuperación de un área después de un incendio, ya que las huellas digitales espectrales cambian a medida que las primeras hierbas y pastos, seguidas por árboles pequeños y luego árboles grandes repueblan la tierra.

Abajo: Si sus ojos pudiesen ver la luz infrarroja, el mundo se asemejaría más a la imagen inferior. Las áreas blancas representan objetos con mayor temperatura que emiten radiación IR. Note el techo de la casa, el transformador del poste de teléfonos, y los sectores rocosos de las montañas a lo lejos, todas resplandecen brillantes con luz IR, mientras que el cielo -- brillante en luz visible -- aparece oscuro. (La persona que aparece en la imagen inferior fue incluida sólo en la imagen infraroja).

Ver leyenda

En el futuro, los mapas del MODIS y otras informaciones derivadas del Terra, ayudarán a los equipos de científicos a rehabilitar las áreas quemadas. Utilizarán mapas de "intensidad de las quemas" -- derivados de satélites y de mediciones en terreno -- para prevenir una mayor erosión, pérdidas de suelo e impactos adversos en la calidad del agua. Los mapas ayudarán además a los científicos a identificar los hábitat críticos de animales silvestres afectados por el incendio, para facilitar la reforestación del área.

Ghassem Asrar, Administrador Asociado de NASA para la Oficina de Ciencias de la Tierra (Office of Earth Science) dice que, "nuestra inversión en el Sistema Terra de Observación de la Tierra, (Terra Earth Observing System) está comenzando a dar enormes dividendos a los contribuyentes norteamericanos." ¡Y a los bomberos! Combatir incendios forestales sigue siendo un trabajo peligroso, que se hace mejor desde el suelo caliente. Pero con el MODIS dando una mano desde el frío del espacio, los bomberos están obteniendo un margen de ventaja sobre su ardiente adversario.

Notas: Rob Sohlberg, del Departamento de Geografía de la Universidad de Maryland, y Jacques Descloitres, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de la NASA, dirigen el Proyecto de Respuesta Rápida. La nave espacial Terra, es parte de la Iniciativa de Ciencias de la Tierra (Earth Science Enterprise) de NASA, un esfuerzo a largo plazo orientado a determinar cómo los cambios, ya sean inducidos por los humanos o naturales, afectan nuestro ambiente global.

Enlaces a la Red (En inglés)

Satélite de NASA, Universidad De Maryland y Servicio Forestal de Estados Unidos, proveen Repuesta Rápida para incendios forestales -- un comunicado de prensa conjunto de NASA, Servicio Forestal, y la Universidad De Maryland.

Página principal de MODIS -- información de los instrumentos del satélite que serán utilizados para el sistema de lucha contra los incendios, del Centro Goddard de Vuelos Espaciales de NASA

Ver leyendaCentro de Utilización de Sensores Remotos -- Mapas Activos de Incendios diarios, del Servicio Forestal de Estados Unidos.

Centro Nacional Interagencias de Incendios -- vínculos a otros mapas de incendios.

Derecha: El instrumento MODIS a bordo del satélite Terra de la NASA. [haga clic en la imagen para ampliarla] Imagen cortesía del Proyecto Terra.

Terra -- página principal del Proyecto Terra.

Servicio Forestal de Estados Unidos -- página principal.

Informe diario de Incendios del Servicio Forestal -- panorama de la situación de los incendios forestales en los Estados Unidos, actualizado durante la estación de incendios.

La Tierra Visible de la NASA -- para ver ejemplos de imágenes del MODIS, ingrese "MODIS" en el campo de búsqueda.

Observando Incendios desde el Espacio -- artículo de Science@NASA: un satélite de Observación de la Tierra, de la e la Tierra, de la NASA, está atento al humo de los incendios forestales, que azotan el Oeste de los Estados Unidos.


Unase a nuestra creciente lista de suscriptores - suscríbase para recibir automáticamente nuestras noticias - ¡¡y usted recibirá un mensaje electrónico cada vez que publiquemos un nuevo artículo!!

MásDice Joe Cool Noticias
FIN
Créditos y Contactos
Autores: Patrick L. Barry y Dr. Tony Phillips
Funcionario Responsable de NASA: John M. Horack
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Curador: Bryan Walls
Relaciones de Medios: Steve Roy
Traductor al Español: Jorge Ianiszewski
Edición en Español: Héctor Medina