Skip to Main Content

Espectáculo en el cielo durante la noche posterior a Navidad

Pin it

Diciembre 23, 2011: Era la noche posterior a Navidad y nada se movía en la casa...

...¿porque todos estaban afuera observando la alineación de planetas?

Es verdad. El 26 de diciembre, la noche posterior a Navidad, Venus y la delgada Luna en cuarto creciente se unirán para formar una conjunción en el cielo occidental que dejará a todos boquiabiertos.

Night After Christmas (splash)
Una conjunción de Venus y la Luna fotografiada en noviembre de 2011 por Thad V'Soske, de Fruita, CO. La conjunción, que tendrá lugar la "noche posterior a Navidad", se verá bastante similar a esta fotografía. Derechos de autor: T. V'Soske/Cosmotions.com

La acción comienza justo antes del atardecer. Entre las 4.30 y las 5 de la tarde (hora local), precisamente cuando el cielo esté adquiriendo el color del atardecer, aparecerá Venus, brillando con gran intensidad en el crepúsculo, que se tornará cada vez más profundo. A no más de 6 grados hacia la derecha yace la Luna en cuarto creciente, exquisitamente delgada, sonriendo como un gato de Cheshire, con la cabeza ladeada, llamando graciosamente la atención. Este es un momento maravilloso para observar; hay muy poco para ver en el cielo que sea tan espléndido como Venus y la Luna juntos y rodeados por el azul del crepúsculo.

Night After Christmas (signup)

Pero no vaya adentro todavía porque el espectáculo está a punto de ser aún mejor. A medida que el cielo se vaya tornando de color negro, una imagen fantasmagórica de la Luna llena se materializará en medio de los cuernos de la media luna en cuarto creciente. Esto lo ocasiona el "brillo de la Tierra", un delicado velo de luz solar que se refleja desde nuestro propio planeta azul sobre el terreno lunar cubierto de polvo oscuro. También conocido como el "brillo de Da Vinci", en honor a Leonardo Da Vinci, quien fue el primero en interpretar este tema hace 500 años, el brillo de la Tierra aumenta la belleza de la conjunción.

Mientras tanto, Júpiter estará observando todo desde arriba, en la constelación de Piscis. En orden ascendente, Júpiter, Venus y la Luna son los tres objetos más brillantes en el cielo nocturno, capaces de atravesar las luces de la ciudad e incluso las nubes delgadas. Prácticamente todos, en todos lados, podrán verlos.

Aunque no es necesario tener un telescopio para disfrutar del espectáculo, si llegara a haber alguno debajo del árbol de Navidad, llévelo afuera. Con una simple triangulación, podrá ver las nubes y las lunas de Júpiter, montañas y cráteres en la Luna y la forma gorda y gibosa de Venus. (Al igual que la Luna, Venus tiene fases y, en este momento, un 83% de su superficie se encuentra iluminada.) Raramente se puede hacer astronomía de aficionado con tan poco esfuerzo.

Algunas personas se sienten algo deprimidas la noche posterior a Navidad. Pero este año no será tan así.

Créditos y Contactos
Autor: Dr. Tony Phillips
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

Más información

Ciencia@NASA --Página en Internet

El resplandor de Da Vinci --Ciencia@NASA