Skip to Main Content

Sondas gravitatorias de la NASA se preparan para chocar contra la Luna

Pin it

14 de diciembre de 2012: Un par de naves espaciales de la NASA que han estado estudiando el campo gravitacional de la Luna están siendo preparadas para realizar un descenso controlado en una montaña, cerca del polo norte lunar. Se espera que el impacto se produzca alrededor de las 2:28 pm PST, hora oficial del Pacífico (5:28 pm EST, hora oficial del Este), el lunes 17 de diciembre.

"Va a ser difícil decir adiós a nuestros pequeños gemelos robot", dice Maria Zuber, la profesora del Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT, por su acrónimo en idioma inglés), quien es la principal investigadora de la misión del Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad (Gravity Recovery and Interior Laboratory o GRAIL, por su acrónimo en idioma inglés). "La ciencia planetaria ha avanzado mucho debido a las contribuciones de estas naves".

Lunar Impact (splash)
Esta animación muestra el vuelo final de las sondas gemelas GRAIL, de la NASA, las cuales chocarán contra la Luna el 17 de diciembre de 2012, alrededor de las 2:28 pm (hora oficial del Pacífico). Reproducir el video

Ambas sondas, cuyos nombres son Ebb y Flow, están siendo enviadas a propósito hacia la superficie lunar porque su baja órbita y sus bajos niveles de combustible no les permiten continuar llevando a cabo más operaciones científicas.

La exitosa misión a la Luna que han cumplido Ebb y Flow ha dado como resultado el mapa del campo gravitacional con mayor resolución que se haya captado de cualquier cuerpo celeste. Dicho mapa proporcionará un mejor entendimiento no solamente de la Luna sino también de cómo se formaron y evolucionaron la Tierra y otros planetas rocosos del sistema solar.

Meteor Smoke (signup)

Las naves espaciales han estado volando en formación alrededor de la Luna desde el 1 de enero de 2012. Estudiantes de una escuela primaria de Bozeman, Montana, ganaron el concurso para ponerles el nombre.

Ebb será la primera sonda en llegar a la Luna y también será la primera en descender, a las 2:28:40 pm, hora oficial del Pacífico. Le seguirá Flow alrededor de 20 segundos más tarde. Ambas naves espaciales chocarán contra la superficie a 1,7 kilómetros por segundo (3.760 millas por hora). No se obtendrán imágenes del impacto porque la región estará en sombras en ese momento. El sitio del impacto está ubicado cerca de un cráter llamado Goldschmidt.

Lunar Impact (grid, 200px)
Estas comparaciones en 3 dimensiones muestran la montaña lunar que será objetivo de la misión del Laboratorio Interior y de Recuperación de Gravedad (Gravity Recovery and Interior Laboratory o GRAIL, por su acrónimo en idioma inglés), de la NASA, para lograr un impacto controlado de las naves espaciales Ebb y Flow. Crédito de la Imagen: NASA/JPL-Caltech/MIT/GSFC

Ebb y Flow llevarán a cabo un experimento final antes de que termine su misión. Dejarán encendidos sus motores principales hasta que sus tanques de combustible se vacíen. De este modo, determinarán la cantidad precisa de combustible que quedaba en sus tanques. Esto ayudará a los ingenieros de la NASA a validar los modelos de consumo de combustible hechos por computadora con el fin de mejorar las predicciones vinculadas con las necesidades de combustible en futuras misiones.

"Nuestros gemelos lunares quizás estén en el ocaso de su vida activa, pero una cosa es segura: no se dan por vencidos", señaló el encargado del proyecto GRAIL David Lehman, del Laboratorio de Propulsión a Chorro (Jet Propulsion Laboratory o JPL, por su sigla en idioma inglés), de la NASA, el cual está ubicado Pasadena, California. "Incluso durante la última mitad de la última órbita, vamos a hacer un experimento de ingeniería que podría ayudar para que las futuras misiones funcionen con más eficiencia".

Como se desconoce la cantidad exacta del combustible que queda a bordo de cada una de las naves espaciales, quienes comandan la misión conjuntamente con los ingenieros diseñaron el método para reducir la cantidad de combustible con el fin de permitir el descenso gradual de las sondas durante varias horas y evitar la superficie de la Luna hasta encontrar el terreno elevado de la montaña tomada como objetivo.

La quema de combustible que cambiará la órbita de las naves espaciales se producirá el viernes 14 de diciembre por la mañana.

"Un escenario tan exclusivo de final de una misión requiere que la planificación y el manejo de la misión sean detallados y exhaustivos", dijo Lehman. "Hemos tenido nuestra cuota de desafíos durante esta misión y siempre los hemos superado con éxito, pero nadie que yo conozca por aquí ha viajado alguna vez a una montaña de la Luna. Con seguridad, será una nueva experiencia".

Créditos y Contactos
Funcionaria Responsable de NASA: Ruth Netting
Editor de Producción: Dr. Tony Phillips
Traducción al Español: Angela Atadía de Borghetti
Editora en Español: Angela Atadía de Borghetti
Formato: Angela Atadía de Borghetti

Más información (en inglés y español)

Durante su misión principal, la cual tuvo lugar desde marzo a mayo de 2012, Ebb y Flow reunieron datos mientras se desplazaban en órbita a una altura promedio de 55 kilómetros (34 millas). Posteriormente, los encargados de la misión hicieron que redujeran su altura a 23 kilómetros (14 millas) para realizar el resto de la misión, la cual comenzó el 30 de agosto y, en ciertas ocasiones, las colocó a pocos kilómetros de los sectores más altos de la superficie de la Luna.

El JPL dirige la misión GRAIL para el Directorio de Misiones Científicas de la NASA, en Washington. La misión es parte del Programa Discovery (Descubrimiento, en idioma español), el cual es dirigido desde el Centro Marshall para Vuelos Espaciales (Marshall Space Flight Center, en idioma inglés), de la NASA, ubicado en Huntsville, Alabama. La firma Lockheed Martin Space Systems, de Denver, construyó las naves espaciales. El JPL es una división del Instituto de Tecnología de California, ubicado en Pasadena.

Para obtener más información sobre GRAIL, visite: http://www.nasa.gov/grail .